relato porno: El verdulero xxx gratis

Buscador de Porno XXX



Relatos Eróticos / El verdulero

El verdulero

Por fin después de los ruegos de mi querido primo me anime a escribir mi primer relato. Pero como ya se que esta ansioso por que escriba sobre el y su rico pene haciéndome gozar como una zorrita en celo. Lo hare esperar hasta que me refresque la memoria.

Soy la menor de 5 hermanos creci en una familia muy tradicional donde todo es malo y una debe cuidarse para llegar virgen y que un holgazán se apodere de ti y de tu sexo.

Desde pequeña yo no crei esas historias y en la secundaria comencé a revelarme ante todo esto convirtiéndome en una calientapollas ya que mi cuerpo empezó a cambiar desde entonces y mi figura llamba la atención desde entonces hasta a hombres mas grandes que me piropeaban todo el tiempo y hasta me invitaban a salir cuando iba en la calle. talvez creían que era mas grande.

siempre he usado a mi favor el deseo de los hombres y he podido disfrutar de mi sexualidad con casi cualquiera que me ha llamado la atención o ha sabido excitarme. También he tenido otras cosas gracias a todo esto

me llamo ceci y tengo 23 años ahora. como hija de familia y la mas chica mi madre me hace ir a casi todos los mandados de el hogar

A unas cuadras de mi casa hay un pequeño mercadito en donde siempre compramos la verdura el dueño de este local es un hombre como de unos 36 años llamado don esteban, todos le dice guero no tiene un cuerpo atlético es mas bien de los de panza chelera, alto, y güero siempre que voy por la verdura me llena de piropos e insiste en regalarme un platano macho lo que no le acepto casi nunca. La verdad es que 2 de los chamacos que le ayudan me llamaban la atención pero el nunca deja que ellos se me acerquen ya que siempre esta el y es quien me atiende y piropea

Me dice pasele mi guerita aquí tengo toda la verdura para que se lleve

Y sus empleados que por su trabajo están bastante bien formados le dicen siempre. ella es la guerita Güero?

Güero: si ella es la guierita. Verdad mija, que tu eres la guerita???

yo no hago mucho caso y pido lo que me encargaron pero me excita como me desean, se me queda viendo a mis pechos mientras agarro la verdura, y a mis caderas cuando voy llegando. Con su mirada me desviste y me hace de todo. Sus empleados también me miran demasiado pero don esteban no permite nada con ellos (no pierdo esperanza)

yo conciente de esto cuando voy a la verdura procuro irme provocativa, con pantalones muy apretaditos, faldas cortas y indiferentemente siempre escotada para que el y sus empleados puedan hacerse sus pajas a mi salud.

Don esteban solo me calienta con sus palabras y atenciones, pero no había pensado nada con el solo hacerlo a un lado para llegar a sus empleados. Pero un día que me dirigía a el mercado al cruzar la calle lo encontré

Manejaba una hermosa camioneta, y poniéndose al lado me dijo

Guerita como que a pie??? Si quieres yo te llevo guerita, nomas vamos y dejamos las cosas que traigo acá

Yo no gracias don esteban me gusta caminar

Don esteban eso se ve guerita, pero que tal si te me roban, que haría yo??? Para donde vas??

Yo ahí a la verdulería.

Don esteban con mayor razón guerita, es mas hasta te traigo a tu casa pa`que no carges no te vayas a cansar…

Sin decir mas, pase al otro lado de su camioneta, mientras el se apresuraba a abrir la puerta.

El asiento era bastante amplio, pero yo me senté muy cerca de el. Mi faldita se levantaba y dejaba ver todas mis piernas de las que el no perdia detalle.

Don esteban: ahí guerita ve nomas que chula., me vas a distraer, pero que bueno que te subiste. Cualquiera te robaría si te vieran

Yo. Hai don esteban. Como es usted,

Don esteban. Guerita si me conocieras… y tienes novio guerita, por que nunca he visto que te acompañe y te ayude con tus bolsas….

Yo si, lo que pasa es que el estudia no puede venir a ayudarme, además yo puedo hacerlo sola..

Don esteban. Mmm a una muñequita tan linda no se le deja sola, no vaya ser que le coman el mandado. Llamame guerita y yo te llevo todo lo que me pidas a tu casa. Sirve que conozco a los suegros, y se hecho a reir

Llegamos y aparcó su camioneta, diciéndome listo guerita nomas dime que ocupas y te llevo de regreso a tu casa o a donde quieras..

Baje y pensé que era mi oportunidad para que mientras el descargaba su camioneta, yo podría llegar al puesto y coquetear por fin con sus empleados. Pero el fue tras de mi e incluso se adelanto y poniéndose un mandil dijo a sus empleados “vayan y descargen la troca, con cuidado no vayan a maltratar la fruta. Luego que le damos a la guerita”

Sus empleados tras mirarme de pies a cabeza pasaron al lado de mi sonriendo.

Don esteban. Ahora si guerita. Que te voy a dar???

Le fui pidiendo los kilos de los que mi madre me había encargado y el me los surtía poniendo lo que decía el kilo y el pilon. Agregando un extra a casi cada cosa que le pedi

Listo guerita. Ya solo falta el platano macho. Ohhh no perdón de ese no me has pedido verdad??

Yo haciendo que no entendí como siempre. No don esteban no le he pedido aun, pero bueno deme tantito que ya se me antojo.

Don Esteban. De ese guerita toma todo lo que quieras.

Tome algunos pocos platanos machos y sin pesarlos los hecho a la bolsa diciendo. Esos guerita son tuyos, cuando quieras nomas pídeme.

Tras darme la cuenta con mucho descuento, me dijo ahora si guerita nomas que terminen de bajar las cosas, te llevo

Yo no don esteban, yo puedo además como le dije me gusta caminar

Don esteban. Pues por mi no hay problema. Si quieres nos vamos caminando, pero yo te arrimo todo hasta tu casa…

Yo. Gracias

Don esteban. Aun no me las des guerita… pero mientras tanto que hacemos. Quieres comerte algo mientras???

El cabron de don esteban me tenia muy atenta a sus palabras, sabia que me hablaba en doble sentido. y eso me estaba calentando como siempre.

Don esteban comenzó a apresurar a sus empleados y me dijo voy a ayudarles a estos guerita, te quedas en tu changarro ahí si llega alguien le cobras, y salio a ayudar a sus empleados

me quede solo midando para todos lados, mirando las frutas y verduras del local. Mira bajo la bascula una buena paca de billetes se asomaba perfectamente amarrados con una liga.

Pensé a don esteban le debe ir bastante bien. Sali del local a mirar los demás puestos casi todo mundo estaba aun surtiendo sus locales, los únicos puestos con gente eran los de los jugos y chocomiles, estaba parada viendo cuando un joven paso al lado en su bicicleta y mirándome me dijo varias cosas,

Don esteban venia con algunos costales, creo que alcanzo a escuchar mas de algo. Porque me dijo

Ya ves guerita, apenas te dejo unos minutos y ya te quieren robar. Tu necesitas un hombre que te cuide y te defienda.

Dejo las cosas y tras el ya venían su empleados con mas costales, no puede evitar mirarlos con sus playeras sin manga, se veía como el sudor les corria por sus hermosos cuerpos. Lastima pensé

Don Esteban ya me tomaba por la cintura empujándome un poco y con mis bolsas en la mano decía vámonos guerita, que te voy a llevar bien cargada. Me dirijio hasta la salida y me dijo entonces que guerita?? Nos vamos a pie??

Yo. Como sea don esteban.

Don esteban vente guierita vamos a la camioneta, no vaya a ser que se rompan las bolsas en el camino. Subió las bolsas en la parte de atrás y abrió la puerta ayudándome a subir a su camioneta.

Subió al otro lado y me dijo

Don esteban: ahora si guerita, pa donde le doy???

Yo. Mm pues a mi casa don esteban, a donde mas me quería llevar??

Don esteban: a donde tu quieras guerita, yo por mi mejor te llevaba a la mía. Pero mi esposa se pondría de celosa.

Yo. Claro don esteban. Yo también me pondría fiera si mi esposo llevara a otra a mi casa

Don esteban. Pero yo soy solterito guerita. La casada es mi vieja,

Yo: ahí don esteban. Sujetando mi pierna encendio su camioneta y comenzó a dar reversa

Don esteban. Vámonos guerita, a ver si sabes dar…

Yo, como no voy a saber dar. Siga derecho por favor

Don esteban. Oye guerita y si te invito una nieve antes de llegar?? Yo tengo mucho calor, se te antoja?

Yo. Bueno al cabo mi madre salió a una cita medica, no creo que regrese antes de medio dia.

Don esteban. Que tiene mi suegrita??

Yo. Se siente mal desde hace algunos días.

Don esteban. Ya ves que si es mi suegrita guerita, oye y si mejor me invitas la nieve tu a mi???

Yo. En mi casa no tengo nieve

Don esteban. No decía que en tu casa guerita, pero si quieres llevarme lo que me quieras dar. Yo encantado.

Los galanteos de don esteban. Los cuerpos de sus empleados y la situación ya me tenían bastante cachonda, pero no podía llevar a don esteban y pasarlo a mi casa. Don esteban discretamente subia su mano cada ves mas en mi pierna, cada vez que quitaba la mano de la palanca la ponía mas arriba y volteaba a mirarme de reojo

Yo no decía nada. Pero ya estaba dispuesta a dejarle hacer.

Don esteban. Ahí guerita, si tu supieras como me traes. Nunca te has enamorado guerita???

Yo si don esteban, (me interrumpió) no me digas don esteban, para ti guerita soy esteban o mi amor, como tu quieras.

Yo. Si mi amor, me he enamorado.

Don esteban. Estacionando su camioneta fuera de una cochera, yo también guerita, si supieras cuanto, seria capaz de darte lo que me pidas nomas por un besito….

Subió su mano mas dentro de mi falda ya tocaba mi vulva. Con maestria me acaricio provocando un ligero Ahhhh…

Que paso guerita, no te gustaría???

Yo. Que don esteban.

Don esteban. Pos que nos conociéramos. Mientras colaba entre mi tanga sus dedos, y comenzaba a frotar mis labios inferiores, sentirme manoseada en la calle por un viejo me excitaba demasiado y ya estaba muy mojada. El debía saberlo muy bien.

Don esteban Ahí guerita si tu quieres….

Yo. Que don esteban…

Don esteban. No soy don esteban quedamos que soy mi amor, no te acuerdas???

Yo si mi amor, pero si yo quisiera que??? Ehhh

Seguía frotando mi puchita... sin decir nada se acerco a mi cuello y comenzó a besarlo, una señora que pasaba me miro horrible pero no me importaba, en ese momento todo lo que quería era que don esteban me la metiera ahí mismo.

Don esteban. Si tu quisieras guerita, te harias la dueña del puesto y de tu servidor.

Me beso en la boca, su aliento no era agradable, pero me tenia ya muy cachonda, correspondí su beso poniendo mi mano sobre su pantalón.

Sentí una verga muy dura, de buen tamaño.

Son esteban. Ya vi como que si quieres guerita. A donde te llevo???

Yo a mi casa no, amor

Don esteban. Soltándome para encender su camioneta, te voy a llevar al mirador guerita, te va a encantar, (pinche viejo, no quería pagar motel??)

Acelero su camioneta sin acomodar mi falda me llevo dedeandome tanto como le fue posible mientras manejaba, yo me dejaba hacer cerraba mis ojos para solo sentir. Y seguía acariciando su verga por encima del pantalón me decía muchas cosas pero no prestaba mucha atención y solo me dedicaba a sentir

Entro a una colonia donde no había pavimento. Y subió a un pequeño cerro donde no había absolutamente nadie tan solo algunas piedras y algunos árboles,

Don esteban. Aquí traje a mi esposa, guierita, es solo para las importantes!!!

Yo simplemente no conteste y seguí sintiendo. Se estaciono bajo un árbol, saco sus manos de mi y sin decir nada bajo su cierre.

Don esteban. Ahora si guerita, vas a tener lo que te mereces. Empujándome por el cuello hacia su parada verga, pude mirarla mejor estaba bastante gorda pero no muy larga. Abrí mi boca y comencé a chuparla desde la puntita, con mi lengua lamí el ojito, sentí el sabor y fuerte olor de su lubricación. El sujetaba aun mi cuello, y dirigia en parte mis movimientos al chupar su rico palo

Abri toda la boca para meterla completa, el grosor hizo que me fuera difícil, pero los movimientos en mi cuello me hicieron meterla casi de una vez, provocando harcadas.

Solto mi cuello para dejarme safarme y me dijo ya te acostumbras guerita, sin verlo, ni responder volvi al ataque la chupe con dedicación lami cada parte, mojándola perfectamente con mi saliva

Don esteban como podía se estiraba tratando de acomodar mis caderas para dedearme y quitar mi tanga, cosa que no logro y la rompió de un lado bajando el otro hizo que quedara ya totalmente a su disposición.

El viejo me dedeaba y masturbaba como podía, pero la dificultad para hacerlo no le restaba nada ya que lo hacia con mucha maestria, se notaba que sabia hacerlo, yo gritaba y disfrutaba como perra.

No pares, no pares ahhhhhh ahhhhhhhh asi,,,,, asiiiiiiiiiii ahhhhhhhhhhhhhhh

En un momento me solto y tomandome con firmesa, pero sin lastimarme me retiro de mi caramelo y me dijo:

Don esteban. Ya guerita, que vas a hacer que te llene la boca de mi amor, y yo quiero llenarte otra parte, súbete antes de que nos vengamos asi uno de los 2.

Me levante quedando incada sobre el asiento de su camioneta, me monte de frente a el besándome con brazo rodeo mi cintura mientras con su mano sujeto su verga posándola en la entrada de mi puchita, la paso con delicadeza desde mis labios vaginales hasta mi culo y de regreso, y presionándome hacia abajo me la metió casi de un golpe,

Me hizo pegar un grito, le di un golpe en la frente diciéndole “cabron” asi no!!!

Don esteban riendo me dijo. Asi es como les gusta a las perras como tu guerita, vas aver que despues vas a querer mas, pensé que seria mas difícil pero las perritas se huelen a kilómetros..

Sujetando mis nalgas con las dos manos empezó a subirme y bajarme por su verga. El cierre de su pantalón me lastimo y no se si por mi cara o porque también lo sintió me levanto, saliéndose de mi para bajar su pantalón completo,

En cuanto lo hizo yo me volvi a acomodar para que me ensartara de nuevo.

Don esteban. Ya ves guerita, te dije, no que asi no, si ya te anda por que te la meta de nuevo, yo no contestaba, estaba perdida lo único que quería era sentir esa gorda verga en mis entrañas tomando nuevamente su verga me volvió a ensartar, mis ojos estaban desorbitados, solo sentía esa deliciosa verga gorda entrar y salir de mi, mis fuerzas y mi pensamiento estaban centrados en mi puchita para sentir cada movimiento en mi interior. Ahhhhh ahhhhhhh lo besaba con mucho deseo ya ni recordaba que tenia mal aliento, en ese momento nadie me importaba solo la verga de don esteban que ya entraba y salía con mas fuerza de mi. Para ese momento yo ya había tenido un par de orgasmos

Sin quitar mi blusa ni des abrochar el braziere. Los levanto sacando mis tetas por abajo y comenzó a chuparlas de una forma que provocaba un dolor suave pero que me encantaba…

Dando un par de sentones muy fuertes dio un bramido y comenzó a descargar su leche dentro de mi. Me beso e hizo que me levantara para quitarme de encima de el, su leche y mis jugos escurrieron por mi pierna quedando en el asiento de su camioneta. Eso me hizo pensar hasta que hasta ese momento nisiquiera me acorde de un condon, yo no tomo pastillas por temor a engordar

Me dijo ahí guerita, ya manchaste el asiento, mi vieja me va a hacer un pedo, tomo mi cabeza y me empujo hacia el asiento diciendo limpiale!!!

Sin saber que hacer, saque mi lengua e intente limpiar los restos con ella

Sonriendo me dijo. Ya ves pinche guerita, te dije que las perritas se huelen a kilómetros, si sabia que te gustaba la leche pero no tanto, ahí esta un trapo, apuntando con el dedo hacia la puerta señalo el trapo que estaba en la cajita que queda en la misma.

Don esteban. Si quieres mas leche guerita no tienes mas que que sacarla tu misma recién ordeñada, no tienes que tomarla del asiento. Y se rio sarcástico.

Eso me dio coraje y pensando que no podría mas le dije:

Pues no se si tengas mas leche cabron..

Don esteban. Para ti siempre guerita

Sin acomodarse el pantalón abrió la puerta y como pudo se bajo de la camioneta. Mirándome me dijo

Pos no que querías mas???

Acomode mi falda y termine de quitar mi tanga que colgaba solo de un lado, y comencé a acomodar mis pechos en el braziere y la blusa, me dijo aquí nadie te ve guerita.

Y si alguien sube yo te cuido. No voy a dejar que llegue otro a cogerte asi nomas….

Me sente sobre el asiento para bajar, pero me detuvo e incandose se puso a mamar mi pucha,

Don esteban. Lo único que me sabe feo es mi leche guerita, pa que la tiras??? La hubieras dejado dentro y no me daría el sabor.

Chupaba toda mi pucha, haciendo círculos con su lengua, la metia dentro de mi

Poco paso para que yo estuviera deseando su verga de nuevo dentro de mi. Sujetándolo con la cabeza sin dejarlo moverse le dije

Ya, ya, adentro, métemela.

Se levanto, su verga estaba de nuevo parada. Me acomodo en el asiento y dirigiendo su verga a la entrada de mi vagina comenzó a presionar para meterla. (en ese momento recordé lo brusco de su clavada anterior) con mis manos lo sujete por la camisa para controlar la entrada, pero esta vez lo hacia con delicadeza la movia muy rico, metiéndola poco a poco decía,

Guerita, eres una reina, yo soy muy brusco pero puedo aprender a tratarte como debe ser,

Me estaba haciendo sentir de lo mejor, su gorda verga me estaba haciendo tener otro orgasmo mi falda ya se había mojado también con los jugos que escurrían hasta mis nalgas, pero podía estar ahí ensartada de su verga por siempre,

Ten mamita, si eres una reina, te gusta?? Te gusta como lo hago???

Yo lamia mis labios y solo afirmaba con la cabeza gimiendo de placer.

Comenzó a embestirme cada vez mas fuerte, me hizo olvidar donde estábamos y yo gritaba y gemia como loca.

En un momento se paro, me la saco, haciéndome abrir mis ojos.

Se alejo un poco y con una seña me dijo que me parara, lo cual hice arreglando un poco mis ropas, ya que crei que alguien venia,

Al pararme me dio una nalgada y levanto de nuevo mi falda me hizo darle la espalda y recargar mis manos en la parte de enfrente de su camioneta, quieria metérmela en esa posición pero no le era muy sencillo ya que estoy mas bajita, que el y el cofre muy alto para treparme en el.

Saco de nuevo mis tetas y comenzó a chuparlas, sobando mi trasero y vagina me regreso a la parte de la puerta de la camioneta pero esta vez me puso boca abajo como lo había intentado en el cofre, mis tetas quedaron en el asiento de la camioneta y mi trasero paradito hacia el

Metió la verga una vez mas en mi vagina, no muy despacio pero sin lastimarme, me dio unas embestidas muy fuertes y escupió en mi trasero, con su dedo húmedo dirijio la saliva a mi culo y empezó a meter y sacar su dedo, eso me excitaba aun mas y me dijo riendo

Ya ves perra guera, jajajajajaja te dije que se olian a kilómetros, si ya te habían dado hasta por el culo? Que voy a estrenar eh???? Por tu nariz no cabe.. ahí pche guera mas puta…

Metió otro dedo en mi culo, saco su verga de mi vagina y la llevo a mi culo aventando mas saliva en el empezó a empujar su gorda verga dentro de mi culito

Me hacia gritar, no solo de calentura, era muy gruesa y a pesar de que como el atino, no era virgen tampoco de ahí me causaba daño

Aun con el dolor yo quería que me la metiera también por atrás por lo que ponía mis fuerzas empujando también para que me penetrara mi culito, poco paso para que estuviera dentro, salivo de nuevo sus dedos y me dedeaba mi vagina. Sin moverse en mi culo, yo solo gemia y me concentraba en sentir su gorda verga y el placer que me estaba dando.

En unos minutos comenzó a moverse cada vez mas rápido con mis manos hacia atrás me sujetaba de ellas como si fueran barandal y me embestía con todo su peso, no duro de masiado yo bramaba y gritaba demasiado fuerte, y con un fuerte grito que cubrió los mios descargo su leche hasta el fondo de mi culo

Unos segundos nos quedamos inmóviles yo no dejaba de bramar y resoplar aun.

Se salió de mi y me dijo: ahí guerita tan puta, si yo sabia que eras re cabrona, pero no sabía como se me iba a hacer cogerte.

Acomodo sus ropas mientras yo hacia lo mismo, mi tanga rota estaba tirada en el suelo y me dijo, ahí guerita ya cuando vengas a verme mejor no te pongas mas que falda corta, asi no vamos a batallar tanto, luego te compro otra tanga

Ya con la ropa arreglada me acomode en el asiento lista para irnos y el sacudiendo sus pies subió a la camioneta y se quedo sentado en silencio.

Me jalo a el y me dijo:

Guerita, ni te imaginas las ganas que te tenia desde hace mucho, si hasta aquellos cabrones derrapan cada que vas al puesto. Pero sabes que guerita?? Tu nomas vas a ser pa mi. Yo te dije que me pidieras lo que sea guerita, y te lo cumplo

No conteste nada, solo le dije ya vámonos que puede llegar mi madre antes que yo.

Don esteban. No, guerita ya vámonos tu mandas, no vaya llegar mi suegra y se preocupe, pensando que algo te paso.

Encendio su camioneta y se dirigió nuevamente al rumbo de el puesto y de mi casa, en el camino me iba contando de un terreno que tiene, y una casita, también me decía que si quería me ponía otro puesto en el mercado para estarme viendo.

Yo le dije que no quería un puesto en el mercado, que además yo tenia novio, y escuela que mi intención no era tener un esposo o algo parecido, no aun

Don esteban. Pos tu nomas dices guerita y yo me apunto.

Llegamos a una gasolineria y le pedi que se detuviera para poder entrar al baño. Tenia que arreglarme y lavarme un poco antes de llegar a mi casa. Entre y asi lo hice o a menos lo intente lo mejor que pude.

Cuando Sali me estaba esperando. Me chiflo y me dijo que me veía linda como siempre y que ahora para el mas que nunca, me ayudo a subir, y le dije por donde vivía, como vi que tomo nota muy atento le dije que recordara que tengo novio, y que mi familia es muy exagerada. Solo sonrio y me dijo:

Entonces, guerita, donde quieres que te deje?? Le pedí que me dejara en la esquina de mi casa dándole los cruces y le dije que era la esquina de mi casa, le dije cual era mi casa y el número.

Don esteban. Tu novio guerita es muy afortunado, y envidiado también, debería poner mas cuidado en ti, que habemos muchos dispuestos…

Yo. Mi amor, yo se que tu estas dispuesto, pero no todo puede ser como quieres, vamos viendo como se dan las cosas, ahí mucho tiempo.. no crees??

Don esteban. Pos nomas pa ti guerita siempre tengo tiempo, nomas dime cuando, saco de la guantera una tarjeta tenia un dibujo de una canasta con muchas frutas y decía “frutas y verduras gomez” y me la entrego. La sujete entre mis manos y le di un beso de piquito en la boca, bajando de su camioneta, bajo también para ayudarme con mis bolsas, me las dio en la mano diciendo:

Si quieres guerita te las llevo a pie hasta tu casa.

Apunto estuve de decirle que no pero vi que en la esquina contraria estaba mirándome mario un vecino mocoso de unos 18 que siempre me dice de cosas, pensé que si me hacia mas del delito podría hacer un escándalo, por lo que le repondi:

Yo. Que amable mi amor, me ayudarías?? (vi que nadie mas escuchara)

Don esteban. Claro guerita, a ti a lo que quieras.

Con el control puso la alarma a su camioneta y me acompaño caminando hasta mi casa, me iba contando mas cosas de el puesto, pero no le puse atención solo iba pensando en como se veria mi ropa, en si el vecino me alcanzaría a ver cuando yo bese a don esteban. Notaria en mi cabello y mi ropa que venia recién cojida?? Que diría?? Estaba muy nerviosa tanto que no vi mi casa y casi segui de largo, pero don esteban que entendió demasiado bien mi descripción anterior me sujeto por el brazo diciendo.

No es aquí guerita?? Creo que no hay nadie

La casa estaba en silencio total, el cancelito tal y como lo deje sin candado y con el pasador, abrí y gritando a mi madre, invite a don esteban a pasar, arriesgando tener que explicar a mi madre la tardanza y la compañía de don esteban. Pero no hubo respuesta.

Abuzando de mi suerte y confiada de que no hubo respuesta

Yo. Gusta usted un vaso de agua??

Don esteban. Garcias tengo mucha sed guerita. Y se rio

Lo dirigí hasta la cocina donde me ayudo a dejar las bolsas sobre una mesa y gritando de nuevo ¡mama, mama ya vine!

Le servi el baso de agua, como tuve que agacharme de mas para servir el agua don esteban me observaba fijamente como se levantaba mi faldita.

Yo ya sin pena tarde de mas en levantarme de nuevo para permitirle recrearse con mi culito, que ya conocía muy bien

Se acerco y parándose tras de mi me sujeto abrazándome de espaldas.

Le di su agua. Y tras tomar la mitad me dio el baso diciendo tu también debes tener sed.

Tome lo que restaba del baso de agua y sobando mi vagina me dijo me retiro guerita, cuando vas al puesto??

Yo El lunes amor, el lunes paso por mi fruta.

Don esteban, ya sabes que te estare esperando con lo tuyo. Ve con tiempo no?

Yo claro amor, ire con tiempo y a ver si mi mama me encarga algo antes le dije cerrándole el ojo

gracias don esteban,

lo acompañe hasta la puerta y se fue.

09/02/2012 Por: pechoscalientes


Usamos cookies propias y de terceros para gestionar tu visita, si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. ¡Gracias!.