relato porno: Una gorda muy golosa xxx gratis

Buscador de Porno XXX


Relatos Eróticos / Una gorda muy golosa

Una gorda muy golosa

Hola amigos. Este relato es con alguien que también es adicto a los relatos y a las gorditas.

Comenzó con alguien que decía llamarse Jhon, que era trigueño, de buen cuerpo, que en el momento la esposa estaba viajando y que estaba solo, que le gustaría, ayudarme a convertir a Lili en una putica. Bueno intercambiamos varios Email, nos escribimos lo que queríamos, en fin nos conocimos un poco, en uno de esos Email me envió una foto, de cuerpo entero, pero desnudo estaba muy bien dotado, le mide alrededor de unos 20 cm, tal como le gustan a Lili, me dijo que se la mostrara, a Lili y luego le contara todo, con detalles de lo que dijo.”

El tipo de la foto era un moreno claro de unos 40 años de edad acuerpado y como ya les dije bien dotado” la cuestión, es que se la mostré a Lili y le encantó, dijo que tipo tan interesante, que rica verga tiene y cosas así, le conté, todo lo que ella dijo, entonces el otro plan era como nos conoceríamos, sin que ella se diera cuenta que era un plan nuestro, en aquel momento ya intercambiamos números de celulares y un día me llamó, hablamos un rato luego le di el Tel. de donde me encontraba y quedamos de vernos cerca del sitio a finalizar la tarde.

En el sitio nos tomamos un café y comenzamos hablar de todo, dio la casualidad de que el también tenia mi misma profesión y teníamos mucho en común, empezamos a pensar todo. Le dije: hay que tener en cuenta, que para ella estar bien, tiene que tener sus tragos en la cabeza y el resto es más fácil. Él dijo: no hay problema como a ustedes les gusta, tanto ir de rumba, hagamos lo siguiente: este fin de semana vamos a una discoteca y hay nos vemos, yo me siento a una mesa y después de un rato cuando vea que ya a tomado algo de licor, según alguna señal que me des, ya te pido el favor de que me concedas una bailada con ella y por allí comenzamos. Así quedamos nos despedimos hasta el fin de semana.

Bueno aquí en Cali Colombia, hay muchas discotecas pero a la que más vamos es a village game club, es un sitio agradable y colocan música variada, hay como esos nichitos que brindan cierta intimidad, o sea las sillas circulares. Bueno llego el día sábado yo le había comentado a Lili que nos íbamos a tomar una botellita a village´s y nos iríamos a las 18 pm para podernos estar un buen rato. Le pedí que se colocara una ropa fácil de quitar, para que cuando saliera se la quitara y yo poder pasear por la ciudad tocándole ese chocho y metiendo dedo, ella dijo me pondré el pantalón con esta blusa larga cosa que cuando salgamos me quito y bragas así quedo lista para ti.

Acordado todo nos llamamos y le dije: que nosotros iríamos a las 18 pm. él me dijo perfecto, yo estaré tipo 18 pm para que no me toque esperar mucho, nos bromeamos y quedamos en eso.

Llegué a la disco con Lili había poca gente y buscamos una mesa casi en el centro, donde se podía ver la pista de baile y empecé a darle licor de seguido, yo le dije: es que quiero que te pongas a tono rápido, para comenzar a pasarla bien, bailamos yo por lo regular no tomo, siempre es Lili la que toma, con dos tragos paso toda la noche.

Lili ya iba por media botella y ya estaba bastante contenta, faltaban como 18 minutos para las 18 cuando vi entrar a Jhon, con dos amigos más y una chica. Se sentaron diagonal de donde nos encontrábamos, yo me puse algo nervioso, ellos pidieron algunas bebidas. Nosotros seguimos bailando y Lili tomando al rato, Lili me dijo, el moreno alto acuerpado no me despega mirada, y yo le dije: ¿cual es el problema amor? vinimos a pasarla bien. Devuélvele la mirada a ver que hace, ella se sonrío y lo quedó mirando, se sonrió con él, a leguas se notaba que le agradaba. Entonces le dije a Lili: voy al baño ya vengo, fui para los servicios y Jhon me siguió, nos saludamos, dijo: ¿listo o que? Le dije creo que todo saldrá súper.

Regresamos a nuestros respectivos lugares, Lili siguió con las risitas con Jhon, luego Jhon se paro apenas sonó un disco y me dijo: disculpe, ¿me concede bailar una pieza con su compañera? Yo de inmediato le dije: Si. Lili, ni corta, ni perezosa, se levantó como un resorte y se dispuso a bailar con aquel desconocido, yo de inmediato me dio mucho morbo y mi verga se quería salir de mi pantalón. Jhon por su parte aprovechaba la bailada, para apretarla contra su cuerpo, cosa que Lili se dejaba, sin resistencia, se acabó el disco, volvieron a la mesa, Jhon en seguida me dijo: que pena, me presento, mi nombre es Jhon, nos dio la mano y charlamos un momento del sitio y de la música, como para ir limando asperezas.

Así seguimos como por tres horas más cada nada Jhon la sacaba a bailar y Lili estaba bastante mareada por la botella de licor que se había tomado, Jhon, cada vez la apretaba más y ella le devolvía lo mismo, bueno se acabó ese disco y Jhon nuevamente se acercó y nos dijo: ¿Les gustaría pasar a nuestra mesa y compartimos todos juntos para seguir la rumba?. Yo miré a Lili, como preguntándole con la mirada, si quería, ella accedió, y dijo vamos, pasamos todo a la otra mesa nos presentó, a sus amigos, Javier, Richard y Mónica,

Bueno seguimos bailando y hablando al rato Mónica, recibió una llamada a su celular y dijo que tenía que irse, que se le había presentado un problema, Javier salió a dejarla al taxi y regresó. Seguimos con la rumba todos bailábamos con Lili. Y ella estaba súper contenta.

En eso ya sonó el disco que colocan para cerrar, entonces nos paramos salimos del sitio y afuera, empezamos a hablar y Jhon. A decir: que los dejaron iniciados los otros dos amigos decían lo mismo, reíamos, yo les pregunté, ¿en que vinieron? ellos contestaron en taxi. Pues si quieren nosotros los acercamos a algún lado que vayan, verdad amor le pregunté a Lili, ella en seguida dijo claro, digan nomás, para donde y antes aprovecho y me doy un paseo para que se me quite este calor. Jhon en seguida dijo pues si nos hacen el favor, yo vivo en el limonar y mis amigos se quedan hoy allí. Subimos a mi carro, nos dirigimos, guiados por Jhon, hasta su apartamento al sur de la ciudad.

Al llegar ellos insistieron, que entráramos y charláramos un rato más, que estaba muy agradable la charla. Lili seguía accediendo a todo, entramos, nos sentamos, en la sala comenzamos a hablar de todo hasta llegar al tema del sexo. Cada cual contaba, sus experiencias y así se fue calentando la conversación.

Lili se quejaba cada nada del calor y Jhon le dijo: pues por que no te quitas la ropa (entre risas) ella le contestó: ¿como se te ocurre? que pena, Javier dijo no, como te vas aguantar tremendo calor antes nos deleitas un ártico y creo que Alfonso no se opondrá, yo agregué de ninguna manera hazlo bebe le dije, Richard dijo es más, para que no digas que no somos caballeros, yo te ayudo y así todos decíamos claro, claro ayúdale.

Richard fue donde ella y le preguntó, ¿por donde comenzamos?, Lili dijo por la camiseta con eso es suficiente. En seguida dijo Jhon eso no es justo, como a Richard le dejas que te quite una prenda y al resto de nosotros no, propongo algo para que Lili no se muera de calor, nos de una prenda a cada uno, ella dijo: bueno pues. Así fue Richard se fue con la camiseta, luego Javier con su sostén, llego Jhon le dio la mano, la paró y empezó desabotonando lentamente el pantalón de Lili, era increíble, ver ese espectáculo, luego lo fue bajando lentamente y a la vez acariciando sus nalgas. Me tocó el turno a mi con sus tangas también se las quité lentamente hasta bajarlas en su totalidad.

Colocamos música y seguimos tomando y bailando con Lili desnuda, todos la tocaban por todas partes cada que les tocaba el turno de bailar, mientras que el resto mirábamos, era un espectáculo rico. Lili dijo: pero estoy en desventaja, solo yo desnuda ¿y ustedes? Entonces todos dijimos: eso no es problema, quitémonos la ropa, nos desvestimos en seguida y Jhon que estaba desnudo sacó a bailar a Lili…

En ese momento Jhon tenía tremenda erección, pegó su cuerpo a Lili, bajó una mano a su entre pierna y le puso tremenda verga en la entrepierna de Lili, ella lo disfrutaba, luego se paró Richard y se unió a ellos, cogiéndola por detrás y haciendo lo mismo colocándole la tranca, en medio de sus nalgas, también se paró Javier y se puso a un lado y Lili empezó a masturbarlo, con una mano y yo no me podía quedar atrás y me coloqué del otro lado y ella con su otra mano me cogió mi verga y empezó a masajearla a un ritmo lento pero rico.

Luego la llevamos hasta una mesa de madera de centro, la desocupamos y la recostamos allí, Jhon de inmediato se prendió en la vagina de Lili a darle tremenda mamada, mientras que Javier y Richard cada uno mamaba un teta de Lili y yo la besaba con locura a la vez que veía, como esos tres tipos querían, devorar a mi gordis, era un espectáculo, luego me paré y le di mi verga, para que la mamara, ella la mamaba como desesperada de la misma emoción que tenía, ellos comenzaron a rotarse para mamarle la chocha ya bien empapada y le subían sus piernas bien alto, contra su pecho y quedaba expuesta, esa gran chocha y ese culito y le daban lengua como locos…

Le tocó el turno nuevamente a Jhon con esa concha él se puso de rodillas y enseguida de un solo empujón le metió toda su gran verga, él decía que era deliciosa, grande, jugosa y mamadora, que era riquísima. Así empezaron a turnarse todos de nuevo, mientras que Lili gemía y en cada orgasmo suyo me apretaba con sus manos y boca mi verga, parecía que la quería arrancar de la emoción.

La paramos nuevamente de allí y tomó su lugar Jhon, se recostó en la mesa y Lili lo montó, cuan caballo y se metió, su gran verga hasta el fondo. Javier la cogió del pelo y la agachó a su verga para que la mamara mientras que Richard, que también tenía una verga de unos 18 cm. le lamía las nalgas y su culito, Lili gemía cada vez más duro y esos gemidos los ahogaba la verga de Javier, que cada vez que Lili quería abrir la boca para gemir Javier le metía más la verga, tomándola duro del pelo.

Después de darle un buen rato lengua Richard, se colocó su preservativo y se dispuso a meterle la verga, por su culito, ya dilatado de tanta lengua y dedos que le había metido Richard. Yo por mi parte no hacía si no observar, como la cogían esos tres tipos a mi gordis, era genial ver esa orgía. Lili se sacó la verga de la boca y pidió, que quería que cuando nos fuéramos a venir, le tiráramos todo el semen encima suyo…

Acabó de decir eso y Javier la cogió nuevamente duro, del pelo y le introdujo su verga de nuevo en la boca, hasta los huevos, luego Jhon dijo: no puedo más voy ha acabar entonces, todos sacaron sus vergas, Lili se paró, luego se puso de rodillas, la rodeamos y comenzamos a pajearnos, alrededor de ella y ella a su ves pasaba su lengua por cada una de nuestras vergas, hasta que casi todos acabamos al tiempo, en un increíble y abundante chorro de leche, que Lili esparcía por su rostro y tetas.

Nos duchamos, colocamos nuestras ropas y quedamos de encontrarnos, de nuevo fue una noche genial.

24/09/2008 Por: Nikita


Usamos cookies propias y de terceros para gestionar tu visita, si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. ¡Gracias!.