Los mejores relatos eroticos clasificados por la categoria maduras

Los mejores relatos eroticos de maduras

Categorías de Relatos Eroticos


Relatos Eroticos / Follando con Lucila

Follando con Lucila

Por: Nikita
Por fin, me atrevo a contarles mi historia, soy Pablo, tengo 25 años, mido 1. 186, delgado, buen cuerpo, soy futbolista, pelo negro cortito, lampiño, ojos café oscuro, vivo en Coquimbo, Chile.

Esto ocurrió hace tres meses, mis padres, siempre contrataban empleadas para los quehaceres del hogar, siempre eran mujeres maduras, gorditas y otras de buen físico, a mi las mujeres mayores y gorditas, me calientan de sobremanera, no se por que.

Así fue como llegó a trabajar a nuestra casa, Lucila una mujer de 48 años, gordita, no obesa, pelo negro cortito, con unos pechos enormes, trasero de miedo, grande, con una cara redonda, pero atractiva, de joven tuvo que haber vuelto loco a más de alguien.

Ella me atrajo enseguida, yo creo, que la desnudaba con los ojos, mi madre le enseñó, su pieza quedaba muy cerca de la mía, así que cuando quisiera la podría ir a ver o conversarle algunas cosillas, siempre solo me calentaba mirando a las gordas nanas que mamá llevaba a casa, pero ahora estaba decidido a acercarme y hacer algo con Lucila era ideal para tener sexo, con una mujer mayor, mi fantasía de toda la vida.

A los días me hice muy cercano a Lucila, le hablaba a diario, de muchas cosas, de su vida y la mía, me contó que era casada hace 20 años, que tenía tres hijos, y que el mayor de 22, ya la había hecho abuela, y algo que nunca pensé me diría, que su marido llevaba años sin tocarla, y que sentía que ya no excitaba a nadie, a mi se me puso el pene duro de inmediato, y quería decirle que a mi me tenía caliente y con ganas de hacerla mía y hacerla gozar como en años no gozaba, pero me contuve no quería echarlo todo a perder.

A la semana, pensé que estaba solo, no había nadie en casa, mis padres fueron a ver a unos tíos a La Serena, y Lucila fue a la feria a comprar verduras, para el almuerzo. Me fui al baño, y comencé a ducharme, como estaba solo, con la puerta abierta, sin darme cuenta, Lucila llego, subió al segundo piso donde estaba el baño, entro y me vio desnudo, ahí se quedó parada, tiesa, contemplando mi cuerpo.

Yo hice como que no sabía que había llegado y seguí duchándome, fue así como me comencé a pajear y puse mi pene duro, no es por ser engreído, pero es grueso de 21 cms, lo hice para que Lucila se tentara y se animara meterse a la ducha conmigo, pero no fue así, dio media vuelta y se fue.

Yo quedé ardiendo, deseaba hacerla mía, y ella se había ido, temí que se asustara y decidiera irse, me fui a mi pieza, me sequé y volví al baño, solo con una toalla puesta encima, ahí estaba Lucila, oliendo la zunga que recién me había quitado, se le notaba caliente, excitada, le hablé, y ella me miró avergonzada,- ¡Disculpe joven!-, le escuché decir.

-¡No te preocupes!-, le dije yo, y me dijo -Ando tan caliente y falta de placer, que hago estas locuras y con usted joven que puede ser mi hijo-, -Pero no lo soy- , le respondí, -Es más, a mi también me tienes caliente, y quiero hacerte sentir mujer deseada otra vez.

Bastaron esas palabras para besarnos, con locura, mi joven lengua chocaba con su madura lengua, me quité la toalla, y desnudo me parte frente a ella, me miró, se veían sus ganas de que nos acostáramos y nos desgarráramos de placer, nos fuimos a su pieza, ahí la desnudé, con prisa, dejándola solo con un sostén negro, lleno de encajes, que cubrían sus hermosos y grandes pechos, una leve guatita (panza), y un calzón también negro, un poco grande, pero no menos sensual.

Nos acostamos, ella gemía, mientras yo recorría con mí lengua todo su cuerpo, no era una diosa delgada, llena de curvas, pero para mi era la mujer más deseosa del mundo, gordita y calentona, la mezcla perfecta.

Al fin le quité el sostén y pude ver sus grandes pechos, con unos pezones café, muy parados, ansiosos por ser chupados, bajé hasta su calzón, lo quité, estaba húmeda y el olor a hembra que salía de su choro, me puso a mil, ya desnuda, me fui directo a su sexo, se lo chupaba y besaba como loco, ella estaba gozando, se pellizcaba los duros pezones, y gemía y se contorneaba llena de placer, Lucila me decía, mientras yo le chupaba su clítoris, que su marido nunca le chupó el choro (clítoris), y que le encantaba cono se lo hacia, así tuvo su primer orgasmo, y yo saboreé su fluidos muy ricos por cierto.

Luego besé sus pechos, muy grandes, sus pezones duros, se los mordí con frenesí, mamaba como un recién nacido, los pechos deliciosos de Lucila. Ella solo cerraba sus ojos, no podía creer que un hombre 25 años menor, la estuviera culeando, y haciéndola gozar.

Ella se subió encima mío, y como toda una maestra, me besó en los labios, de forma dulce y apasionada a la vez, bajó, me chupó mis tetillas, duras, besó mi pecho, y bajó hasta llegar a mi miembro, lo miró, estaba duro, lo tomó con una mano, y se lo llevó a la boca, que rico lo chupaba, era una maestra de la felación, sabia muy bien como hacer sentir bien a un hombre, -Me encanta chuparla-, me dijo, - A mi marido ya no se la podía chupar, ya no se le paraba-, siguió, así habrá estado unos 18 minutos, lamiendo mis testículos, besando el glande, yo después la retiré, no quería acabar todavía, deseaba darle más placer.

Así nos revolcamos, en su cama como locos, sus sabanas estaban húmedas, afuera hacia mucho calor, su cuerpo estaba sudado, pero delicioso, Lucila me abrazaba, me besaba, apretaba mis nalgas, yo le susurraba palabras cochinas al oído, y eso la hacia calentarse más, yo mientras pasaba mis dedos por su húmedo sexo, que pedía a gritos, introducirle todo mi pene.

Y así no más fue, le besé, y me dispuse a penetrarla, puse mi pene en posición, y se lo metí, primero despacio y de a poco, aumentando, hasta metérselo con una pasión bestial, Lucila solo gemía, arañando mi espalda, así estuvimos un buen rato, hasta que le avisé que iba a acabar, ella me apretó más fuerte y como sabía que a su edad, no iba a quedar embarazada, le llené la vagina de mi leche caliente, la que como nunca salía y salía por montones.

Al terminar, nos pusimos a hablar, de lo que yo le atraía, pero que por nuestra notoria diferencia de edad, ella nunca pensó que terminaríamos en su cama, teniendo un maravilloso encuentro, nos besamos, y mi pene otra vez, estaba listo para el combate, así que, le chupé un pezón, y le dije-te quiero dar de nuevo, pero ahora por el culo-, a lo que ella dijo- no, nunca me lo han metido por el culo, me va a doler-refunfuño enojada.

La besé y le dije -Déjame, te va a gustar-, la acaricié y la di vuelta, primero le lamí todo el hoyo, para lubricárselo y dejárselo listo para que acogiera mi pene, ella solo gemía, me acerqué, mojé mi pene con mi saliva, y poco a poco le fui introduciendo mi verga, con mucho esfuerzo, la cabeza de mi nabo entró, Lucila gritó, le dolió mucho, para calmarla la besé, así seguí, hasta meterlo entero, Lucila se quejaba, y yo le manoseaba sus enormes tetas, así empezó el mete y saca aún más caliente que el primero, sudábamos los dos como locos, nuestras pieles ardían, igual que su pieza, estaba inundada de calor, olor a sexo, se la seguí metiendo, y ella solo gritaba, al final creo que le gustó.

Acabé, le llené el culo de leche, y ella acabó, desparramado sus jugos vaginales en sus piernas, la di vuelta y se los lamí, fue el primer encuentro de varios, hasta el día de hoy seguimos culeando, cada vez que nos quedamos solos en la casa, y cada vez me enseña más y de cómo se hace estallar de placer a una mujer.

Para terminar un consejo, busquen una madura, gordita, tetona, les juro que los hará gozar mejor que una flaca de 20 0 de 25, se los doy firmado.

Añadido el 11 de Junio de 2008

Webcams en Vivo

Comentarios



No se han encontrado comentarios.



Estadisticas de este Relato

Imprimir el Relato 0 Comentarios Publicados Ver Todos los Comentarios Leido 4544 Veces 0 Veces agregado a favoritos

Usuarios




Registrarme Ahora ►

Encuesta

¿Que te parece la web?
Excelente
Muy Buena
Buena
Regular
Mala




Ver Resultados
Ver listado Completo


Buscador de Sexo




Noticias de Videos Porno


Noticias con Fotos XXX



Top Juegos Porno

Ben 10 follando Jugar Juego Juego en el que debes follar a la hermana de ben 10 bien duro. Alguien le meterá la polla en ...


Guarra durmiente Jugar Juego Quítale la ropa interior a la chica mientras duerme. Hazlo con mucho cuidado o se dará cuenta.


Magnum P.U Jugar Juego Una animación porno muy currada intenta follarte a la mujer sin que te mate el marido, crees ...


Rubias ardientes Jugar Juego Si te encantan las mujeres rubias, estoy más que seguro que esta galería de tías rubias te ...


Atada Jugar Juego Para salir de la rutina esta chica a decidido dejarse atar para que practiquen con ella todo ...


Ver listado Completo ►

Webs Amigas

Ver Listado Completo ►


115 invitad@s en la web y 0 guarretes

Webs Amigas
Sexo  | Sexo Gratis  | porno  | Videos Porno  | Videos Porno  | Porno  | Videos XXX  | Videos Porno Gratis  | Videos Gratis  | Rubias 19  | Guarras Porno  | Tube8.com

Usamos cookies propias y de terceros para gestionar tu visita, si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de uso. ¡Gracias!.