Los mejores relatos eroticos clasificados por la categoria intercambios

Buscador de Porno XXX


Relatos Eróticos / A mí mujer le gustan las pollas

A mí mujer le gustan las pollas

El día había transcurrido con normalidad, sin embargo rondaba en mi cabeza la morbosa conversación que mantuve con Luz durante la noche anterior… Un trío, en mi estrecha mente no cabía esa idea, sin embargo tenía curiosidad por saber que sentiría durante un encuentro sexual entre tres… sabía que una de sus fantasías era ser penetrada por el coño, y el culito… saber que se sentía… a pesar de su juventud ella había tenido innumerables experiencias con incontables hombres, pero jamás había logrado satisfacer esa fantasía, ahora ya como mi esposa la confianza que existía entre nosotros aumentaba más y más a medida que nos despojábamos de tabúes y afianzábamos aun más nuestra complicidad sexual. Habíamos tocado algunas posibilidades, estuvimos indagando acerca de los locales de intercambio de parejas, barajábamos muchas alternativas, sin embargo solo eran ideas… fantasías, que veíamos muy lejanas… Esta noche esperábamos la visita de una pareja de amigos holandeses para cenar y luego entretenernos viendo alguna peli, o jugar una partida de póker, era sábado y yo había previsto el tener siempre algo de licor en casa, especialmente para poder atender debidamente a nuestros invitados.

Finalmente solo llegó él, algo inquieto porque su chica había salido de marcha y no le contestaba el móvil, solo dejaba que se oyera la música de la disco… y eso le alteraba… Traté de distraer su atención, mientras bebíamos una cosecha especial de tinto, Luz y yo ya nos habíamos adelantado y estábamos algo más alegres de lo normal, preparamos unos fiambres y bebidas para picar mientras le propusimos jugar póker usando pipas de calabaza para apostar… en vez de dinero… la idea era pasar el rato… Nos sentamos a la mesa, dispusimos la baraja y 30 pipas para cada uno como capital…La idea del trío seguía sin abandonar mi cabeza, quería también saber que sentiría viendo a otro hombre follándose a mi mujer…en ocasiones me lo imaginaba, y la idea me excitaba mucho, me embarqué en la aventura de embriagar tanto a mi mujer como a mi amigo. La partida se mantenía uniforme, ganaba uno perdía otro… pero en un momento en que mi mujer abandonó el salón, mermamos su capital en unas 20 pipas, al regresar no se dio cuenta (o quizás si), seguimos el juego hasta que ella se quedó sin tener con que apostar… Según yo… todo estaba saliendo de acuerdo a lo planeado (aunque aun no tenia muy claro que era "lo planeado"), el cachondeo por haber sido derrotada por dos tahúres era desmesurado. Sin embargo ella quería seguir jugando, fue cuando propuse que apostara sus calcetines, si quería continuar… y así lo hizo…

Por supuesto los perdió… le tocaban muy malas manos en el póker… luego siguieron los pantalones… en la mano siguiente su camiseta,… las bragas y por último el sujetador, finalmente cubría como podía su desnudez, nuestro amigo no se atrevía a mirarla directamente… Ya completamente desnuda y notablemente mareada por el vino… se atrevió a seguir jugando ofreciéndose a cumplir "castigos"… lo típico en estas situaciones, la pobre seguía perdiendo, tuvo que salir al balcón en pelotas, traernos más vino de la cocina, bailar sobre la mesa, y hasta posar ante mi nueva cámara digital… menudas fotografías… ya puestos seguimos la partida… en todo momento nuestro amigo entre sonrisas de nervios no hacía más que mirarla de reojo… y cachondearse…yo por mi parte seguía pensando en los próximos castigos… hasta que en una mano, la última por cierto, ella se atreve a subir la apuesta … a todo nuestro capital… 180 pipas de calabaza contra 18 castigos, al parecer le había tocado la mano de la noche… estaba entusiasmada, a tal punto que dejó de cubrirse… era como una chica a la que le hubiese llegado su primer regalo de Reyes…

Resultaba vivificante ver como se balanceaban su pechos mientras nos retaba a subir la apuesta…al mostrar sus cartas tenía 4 reyes y un as, y yo solo tenía un trío de ases, el que necesitaba para ganar ella lo había puesto en la mesa junto a su póker de reyes, así que mientras la miraba, y le decía lo tonta que había sido en apostar tanto por esas miserables cartas me hice hábilmente del as que me faltaba y ya en con las otras … le mostré mi hermosa mano… "póker de ases"… claro que hice trampa y de la manera más absurda, pero a esas alturas ya estábamos todos demasiado mareados para preguntarnos siquiera por la hora que era, nuestro amigo había olvidado ya que su chica no le respondía las llamadas… lo de los castigos… Hmmmm, ya ahora lo tenía claro…

Lo primero una mamada… por supuesto… y con la intención de involucrar a mi amigo… le insistí para que nos fotografiara mientras me la chupaba… y así lo hizo, ella se puso muy cachonda la verdad es que se esforzó en hacer bien su trabajo, subía su lengua desde debajo de mis cojones hasta la punta del pene, y lo saboreaba exquisitamente, sus pezones estaban duritos… su piel vibraba, el solo hecho de sentir que éramos observados mientras me hacia esa extraordinaria mamada la ponía más cachonda de lo normal, se movía como una fierecilla y esbozaba una sonrisa de satisfacción cómplice de la mía.

Yo de espaldas sobre el sofá mientras nuestro amigo nos fotografiaba, era la primera vez que teníamos fotos follando tomadas por una tercer persona, ella se montó sobre mi y mi polla entró con facilidad en su coñito, estaba muy húmeda, excitadísima… y me empezó a follar como nunca, salvajemente…dominándome… yo separaba sus nalgas para dejar su culito descubierto, así mi amigo podía seguir tomando fotos… hasta que Luz me susurró… "dile que venga".

Mi primer impulso fue echarme hacia atrás, pero ya teníamos todos los ingredientes para su fantasía… la segunda vez que insistió… no hice más que preguntar a mi amigo si es que estaba dispuesto, mostrándole el culito de mi mujercita… introduciéndole el dedo indicándole el camino para que se nos uniera… así que dejo la cámara de lado… y al desnudarse se nos unió, … empezó a acariciarle los pechos mientras ella seguía follándome… él intentó penetrarla por atrás, pero no nos habíamos percatado que las dimensiones de su polla no le permitían llegar siquiera a acercarse, así que cambiamos de posición… ella se le montó encima… y yo empecé a introducirle mi polla por el culito… en ese momento, ya no me detuve a pensar que era otro hombre el que se estaba follando a mi mujer, solo pensaba que ella había por fin satisfecho su fantasía, tener dos pollas dentro… lamentablemente faltó alguien más para que inmortalizase el momento con mi cámara… luego mientras se follaba a mi amigo… le puse mi polla en la boca para que siguiera chupándomela mientras la acariciaba… fui por la cámara y empecé a hacerles fotos… hasta que se llenó, y le dejé follando mientras descargaba las imágenes en el ordenador.

Cuando regresé al salón seguían haciéndolo en la misma posición ella sobre él, montándoselo,… sintiendo, viéndome fijamente y moviéndose más salvajemente hasta llegar una vez más al orgasmo…la vi como se corría y estremecía follando con otro… me gustó, he de admitirlo… luego le dejó y vino sobre mi… poniéndome su coñito en la boca… y subiendo sobre mi, como cabalgaba la condenada, con sinceridad nunca me había follado ella ni ninguna otra como lo hizo en esta oportunidad, hasta que no pude aguantar más y finalmente nos corrimos… fue una corrida larga, de esa que parece que no acaban jamás… finalmente nos pusimos de pie y nos fundimos en un profundo beso… que nuestro amigo inmortalizo con la digital… Al día siguiente… me desperté antes que Luz y me dirigí a la cocina, el efecto del alcohol había pasado, y me puse a pensar en lo que en la noche anterior… quería conversar con ella acerca de lo ocurrido, finalmente, por un lado descubrí que no la quería menos que antes de verla follando con otro… y que habíamos abierto juntos la puerta por la que se pasa de las fantasías a la realidad… ¿mi fantasía? … hacerlo con ella y otra chica más, por supuesto…ley de vida.

01/09/2008 Por: Nikita


Usamos cookies propias y de terceros para gestionar tu visita, si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. ¡Gracias!.