Los mejores relatos eroticos clasificados por la categoria infidelidad

Buscador de Porno XXX



Relatos Eróticos / Mis vecinas 12

Mis vecinas 12

Era Jueves, acababa de salir de trabajar y estaba cansado de la semanita que llevaba, asi que decidi que ese dia no saldria, tenia que estar en plenas facultades para el sabado.


Cuando llegue a casa mis vecinas no estaban, asi que despues de comer y darme un chapuzon en la piscina, me eché una siesta en el sofa.



A media tarde cuando estaba desperezandome, llegaron mis vecinas a mi casa, por lo visto venian de la playa, entonces cai en la cuenta de algo que por extraño que resultara no habia pensado hasta entonces.



J.- Oye chicas, cuando no os llevo yo en mi coche como vais a los sitios? Porque se que Ana tiene carnet pero no la he visto nunca coger el coche.



A.- Pues vamos en taxi



J.- Pues vaya, menos mal que llegué, si no os estariais gastando un paston en taxis y no podriais salir tanto jaja



N.- No creas, hay un hombre mayor, tendra cerca de los 60 años ya, taxista independiente, no pertenece a ninguna empresa ni nada, vimos su numero en el panel de la estacion de autobus el dia que llegamos a Conil y desde entonces lo llamamos.



J.- Si?



Ax.- Si, de verdad, nos hace muy buenos precios, ya que hasta hace poco hemos sido fijas llamandolo jaja, ademas que es muy simpatico. Hoy por ejemplo, para ir a la playa hemos ido dando un paseo pero para volver no teniamos ganas de andar y lo hemos llamado, se pone a hablar con nosotras como si fueramos sus hijas, nos a dicho que como estamos, que si no salimos, que ahora lo llamamos menos....



J.- Aaam ya veo...



Como siempre mi mente calenturienta ya estaba dando vueltas y me decia que ese taxista se interesaba por mis vecinas mas de la cuenta. Asi que me inventé una excusa para poder conocerlo en persona.



J.- Pues fijaos, me viene de perlas saber eso, porque hoy queria tomar algo con Jaime en un pub, pero estaba a punto de llamarlo para cancelarlo, porque viniendo del trabajo he visto controles de la guardia civil y no me fiaba de beber hoy cogiendo el coche. Que ya bastante suerte estoy teniendo en que no me hayan pillado ni una vez todavia. Asi que hacer el favor de pasarme su numero.



Mis vecinas me dieron el numero del taxista y me dijeron que irian a alquilar unas pelis, para verlas a la noche en mi home cinema, que si no tardaba mucho quizas me diera tiempo de ver alguna.



En cuanto salieron de la casa llame al taxista.



.- Si, Digame?



J.- Es usted Pedro Hernandez, taxista?



P.- Si, el mismo.



J.- Mira lo llamo porque me haria falta para esta noche sobre las nueve y media y hora de recogida seria a las doce mas o menos aunque todavia no se el nombre del pub al que voy. Habria algun problema?



P.- No ninguno, solo decirle que a partir de las doce cobro un plus de 5 euros hora, pero si usted es puntual por se la primera vez no se lo cobrare. ¿Me dice su direccion señor?



J.- Si, Calle Colibri numero 4, le espero a las nueve y media de acuerdo?



P.- Colibri numero 4? repitio Pedro que se sorprenderia ya que conocia la calle de mis vecinas perfectamente.



J.- Si, hay algun problema Pedro?



P.- No, ninguno señor.



J.- Vale, pues nos vemos mas tarde, ah! Y una cosa mas, llameme Javier.



P.- De acuerdo Javier, hasta las nueve y media.



No sabia exactamente el que, pero algo estaba maquinando mi mente. Decidi vestirme con una camiseta de mangas cortas y unos vaqueros rajados, ya que no tenia ganas de arreglarme mucho para salir.



Mis vecinas llegaron a las nueve, cuando yo ya estaba listo y se pusieron a cenar. A las nueve y media, puntual como un reloj, sono el timbre, era Pedro, asi que me despedi de mis vecinas y sali.



Pude ver que era un hombre delgado, con gafas, moreno de piel con canas, y con un poblado bigote algo amarillento, seguramente de fumar, me saludo dandome la mano, y me dijo que a donde me llevaba, yo habia estado mirando por internet y le dije un pub que habia en Zahara, asi tendria tiempo mas que de sobra para entablar una conversación con el.



En el camino de ida, solo le saque temas de futbol, de que que mal estaba el pais y demas, para que fuera cogiendo confianza conmigo.



El me contestaba con total normalidad, parecia gustarle la conversación.



Llegamos a mi destino y me dijo que me recogeria en una hora y media según lo acordado, que se quedaria por alli y le llamara al numero si queria que fuera mas tarde o mas temprano, ya que como era mucho trayecto se quedaria por Zahara.



Como no lo llame, a las doce se presento puntual en la puerta del pub, la verdad es que aunque las camareras del local estaban como un tren, me habia aburrido un poco, porque no es que dieran pie a hablar.



En el camino de vuelta, simule haberme bebido algunas copas de mas y entonces le saque el tema de las mujeres, empece hablando de las camareras del local y despues de la de chicas que veia en la playa, Pedro habia entrado en mi juego, ya que aunque me comentó que estaba casado empezó a hablar de chicas y a soltar barbaridades con una facilidad que yo no me esperaba.

P.- Es que tienes razon Javier, vaya tias que hay por ahi sueltas y como van dios, pidiendo a gritos que las follen, mi hijo tiene amigas que las veo en fotos con el y no veas, como se me pongan tontitas delante mia un dia.... es que no respondo, me da igual que este casado y que les saque treinta años y....



J.- Di que si Pedro... Le corté subiendo la voz y haciendome el borracho. Asi jovencitas son las mejores, hay algunas que estan de ricas... que sepas que yo tengo tres vecinas, de unos veinte años y estan de buenas... me las follaria todo el dia sin parar.



P.- Ufff se quien son Javier, las he llevado a algun sitio mas de una vez, incluso de noche, estan buenisimas y seguro que son unas guarrillas en toda regla, les hago incluso un precio especial, por tal de verlas por las noches cuando se recogen de la discoteca, es que cada una tiene algo que la hace unica y te hace querer follarlas hasta reventar, son guapas las tres, pero una tiene una carita de angel que combinada con esas tetazas que tiene... uiii dios mio, luego otra que es el morbo personificado, menuda cara de zorra que tiene y por ultimo esta la morenita, que vaya piernas y vaya “cacho” de culo que tiene.



Seguimos asi con la conversación hasta dejarme en la puerta de mi casa, le pagué y me despedi de el. Cuando iba a entrar me di cuenta que estaba empalmadisimo. Esta conversación me habia excitado mucho. Y ademas habia servido para conocer los verdaderos pensamientos que tenia el taxista sobre mis vecinas.



Mi mente empezó a volar, diciendome a mi mismo que esto no podia quedar asi.

Entre en mi casa, y alli estaban las chicas, tenian puesta una peli de esas que estan de moda ahora en las que sale Mario Casas, asi que le di las buenas noches y me fui directamente a la cama.



Al dia siguiente en el trabajo, andaba pensando todo el rato, en el taxista y lo que me había dicho de mis vecinas, me las imaginaba excitando al taxista, y este mirando por el espejo retrovisor, tambien pensaba en como follarian las tres con aquel tipo, y la polla se me ponia dura al instante.



Cuando llegue de trabajar, mis vecinas estaban en la piscina, en top less como siempre, ya se habían acostumbrado a esto, mis ojos fueron derechos a las mejores tetas de las tres, las de Auxi, conforme pasaban los dias, estaban más bonitas, tenian un mejor bronceado y a mi me ponia a mil, les comente el plan para la noche.



J.- Había pensado en llevaros a cenar, a Vejer de la Frontera esta noche, a un restaurante que me han hablado muy bien de el, que os parece?



.- Vale.



J.- Luego, aprovechando tomaremos algo en Ohju Club que esta cerca de alli, lo único, me gustaría que fuerais provocativas, a la hora de elegir vuestra ropa, os parece bien, ya habeis oido hablar de ese club y en todos sitios se dice que esta muy bien, y me gustaria que fuerais asi, ok?



Ellas se quedaron sorprendidas por mi petición, pero aceptaron sin más, con una sonrisa picarona.



Tras un rato en la piscina, ellas se fueron a su casa, a ducharse y cambiarse, y yo hice lo mismo.



Dieron las 21:00 yo elegí un pantalon vaquero azul, y una camisa blanca, el moreno de Conil me favorecía, al rato aparecieron puntuales mis vecinas, Ana llevaba un vestido blanco con algo de vuelo y muy corto, el escote era pronunciado y solo lo sujetaba a los hombros dos tirantes finisimos, Noelia vestía minifalda negra cortisima, con camiseta blanca de tirantes, el moreno le sentaba muy bien, y por ultimo Auxi estaba espectacular, llevaba un minifalda oscura de vuelo muy corta, y una camisa blanca que dejaba un hombro al aire y tambien parte de su escote, en el momento en que se agachara todo el mundo podia ver sus tetas, ya que para que no se le viera ninguna tira, no llevaba sujetador, las tres estaban espectaculares.

En ese momento empezó mi plan y dije:





J.- Hola chicas, estais guapisimas, pero tenemos un problema.





Ax.- Cual?.





J.- He intentado arrancar mi coche, y nada creo que se ha quedado sin bateria, tenemos dos opciones, salir por aquí cerca, o llamar al taxista que conoceis y que nos acerque.





N.- Bueno... vale, pero me da cosa que nos vea vestidas asi.





A.- Mas sufre el que ve, que la que enseña, jajaja, ademas, si Pedro no se fija en esas cosas el pobre, nos trata practicamente como si fueramos sus hijas.





Llame al hombre y en menos de 5 minutos estaba allí.





Este se bajo del coche, para abrir la puerta a mis vecinas, haciendo un repaso de sus cuerpos intentando disimular para que ellas no se dieran cuenta, me encantó como las miraba, las devoraba con los ojos, yo me subí de copiloto y nos fuimos dirección a Vejer, durante el trayecto, Pedro miraba por el espejo retrovisor para ver si podía ver algo más de mis vecinas, y entonces decidi que esa noche lo ayudaria. Aunque para ello tenia que romper una pequeña barrera en mis vecinas que lo veian como un padre y ponerselas en bandeja a Pedro para que se atreviera a follarselas.





Llegamos al restaurante, quede con Pedro a las doce en la puerta, cenamos muy bien, bebimos bastante en la cena, y despues de recogernos Pedro de nuevo, fuimos a ese beach club, había mucha gente, la pista de baile estaba llena, y nos pusimos en la barra, al lado de la pista, la gente me miraba envidiosa, iba con tres bellezones, los tios se arremolinaban por allí, para intentar hablar y bailar con mis vecinas, ellas estaban muy animadas, y el pub tenia una gran carta de cocktails, querian probar todos y mezclaron mucha bebida, esto empezó a hacerles efecto, bailaban entre ellas provocativas, asi que decidi darle una vuelta de tuerca mas, llame a Ana y diciendoselo al oido, le ordene que debia de ir con las otras dos a los servicios y traerme sus bragas, al principio se negó, pero con la borrachera que llevaba tampoco puso mucha oposicion, las vi ir direccion al servicio, y al poco de vuelta, cuando llegaron a donde yo estaba me fueron entrengando sus prendas intimas una a una, con algo de disimulo, Noelia me dio un tanga elastico blanco de licra, Ana un tanga blanco de hilo y Auxi unas mini braguitas azul oscuro, no debian de cubrir mucho la verdad, ya que eran pequeñisimas, se pidieron una copa y al rato estaban bailando de nuevo provocativas, creo que no se acordaban que no llevaban bragas, las faldas con vuelo de Auxi, y Ana daban vueltas dejando ver practicamente su culo, yo estaba apoyado en un taburete alto, y atraje a Noelia hacía mi, esta puso su culo en mi polla, y lo movia notando mi paquete, los dos estabamos excitadisimos, por nuestros roces y la escena que nos daban Ana y Auxi.





Dos jovenes, se atrevieron a coger a Ana y Auxi de la mano, y empezaron a bailar con ellas, metian su pierna entre las piernas de ellas, podían subir mucho la pierna ya que tenian faldas de vuelo las dos, con una mano en el culo de cada una bailanban sobandolas, uno de ellos fue bajando, hasta meter la mano por debajo de la falda de Auxi, y comprobo que no llevaba nada debajo, la cara de sorpresa del chico fué tremenda y se le dijo a su amigo.





.- Madre mia, que puta es, si no lleva bragas.





El otro tras el comentario de su amigo, quiso comprobarlo en Ana, y se sorprendio al ver que era cierto, los chicos ya no se cortaban un pelo y las metían mano bajo su falda, llegaban con sus largas manos primero al culo y luego posteriormente a su coño por su parte de atras, había mucha gente en la pista, y no todo el mundo se había fijado en la escena, yo cogía a Noelia de las caderas para que moviera mas su culo sobre mi polla, y la tocaba sus tetas, otros dos jovenes se acercaron a mis vecinas por detras, y las hicieron un sandwich entre los cuatro, ellas echaban su cabeza hacia atras muertas de placer, las magreaban entre dos, las faldas estaban ya en su cintura, y estos las tocaban el culo y el coño a su antojo, de repente uno de los chicos intento sacar su polla, y decidi intervenir, no era sitio para hacer eso, ya se habían pasado bastante, me levante y cogí de las manos a Auxi y Ana, llevandolas a la barra con Noelia, los jovenes me miraban violentos, estaban enfadados, estaban cachondisimos.





Cuando llegue a la barra me sorprendi de que mis vecinas tambien estaban igual, sin duda alguna su estado de embriaguez colaboraba bastante.





A.- Joder Javier ya te vale, queriamos follar con esos chicos.





J.- Creeis que es sitio para hacer esto?





Ax.- No pero es que... estamos calientes...





J.- Pues vamos a la playa, alli haceis lo que os apetezca.





Cuando llegamos me sente en una hamaca. Las chicas se dirijieron hacia mi, estaban deseando polla sin duda, pero las pare.





J.- No no, apañaroslas entre vosotras





N.- Javier... es que tenemos ganas... de polla...





J.- Pues eso es lo que hay, u os apañais vosotras o nada, y rapidito, teneis 15 minutos hasta que llegue Pedro.





Mis vecinas se sentaron en una hamaca enfrente mia y empezaron a besarse y a acariciarse entre ellas, la verdad es que lo hacian muy bien, como se conocian a la perfeccion, sabian que era lo que les gustaba a cada una y estaban gimiendo y mordiendose los labios de gusto.





En esas estaban cuando las corté, era la hora acordada y teniamos que ir a montarnos al taxi para volver. No habian logrado acabar aunque habian estado cerca y se las notaba ansiosas por llegar a la casa y terminar lo empezado.





Nos dirigimos hacia los aparcamientos, y alli estaba Pedro, lo saludamos y nos montamos en el coche, yo de copiloto y las chicas atrás. De nuevo otra mirada de Pedro cuando se montaron en el taxi, esta ya con menos disimulo, pero las chicas ni cuenta, iban demasiado bebidas y pensando en otras cosas.





Por el camino iba pensando como dar pie a que Pedro se las follara, pero no me hizo falta pensar nada, un volantazo me hizo salir de mis pensamientos, habrá sido una miradita al retrovisor mas larga de la cuenta me dije a mi mismo. Pero mire al taxista y vi que ni estaba mirando la carretera, si no que miraba el espejo con la boca abierta. Entonces un pequeño gemido me hizo volverme. Las chicas entre el alcohol y la calentura no habian podido esperar y se estaban liando alli en el asiento de atrás.





La escena era impresionante con Auxi que era la que estaba sentada atrás mia, con una de sus tetazas fuera y besandose con Noelia que iba en medio, esta con la minifalda por la cintura y abierta de piernas, que al ir sin tanga nos estaba dando una inmejorable vista de su chochito, que estaba siendo masturbado por Ana, esta, casi de espaldas a nosotros dejandonos ver todo su culo, de vez en cuando se agachaba a chuparle el coñito a Noelia a la par que se frotaba el suyo con un par de dedos de la mano que le quedaba libre.





Los gemidos de las chicas fueron aumentando y Pedro ya no pudo aguantar mas.





P.- Joder, lo sabia, sabia que eran unas buenas putas, pero no me esperaba que lo fueran tanto.





Yo solo pude sonreir ante la afirmacion de aquel taxista.





P.- Javier, yo así no puedo conducir, vamos a tener un accidente, voy a parar en un pinar que conozco, al lado de la carretera, por la mañana es un aparcamiento para la gente que va a la playa, y por la noche van parejas a follar.





J.- Esta bien, para allí.





Una vez llegamos, volvi a parar a las chicas me baje del coche e hice que se bajara Noelia tambien, la deje a ella de copiloto y yo me coloqué detras a uno de los lados, quedando Auxi en el medio. Ana muy excitada se subió la falda de vuelo y le mostró el coño a Auxi, esta no lo dudo, y se agacho hasta el para comerselo, al agacharse un poco de lado, yo pude ver como su falda se levantaba y me mostraba a mi el suyo, no pude evitar tocarlo, le metí un dedo primero, luego dos, y mas tarde un tercero ante los gemidos de esta, llevabamos ya una rato parados en el pinar que nos había llevado Pedro, Noelia le chupaba la polla a este, y yo queria que Auxi hiciera lo mismo conmigo, la cogí de su pelo y la traje hasta mi polla, ella no lo dudo y empezó a comermela, mientras Ana se metia dos dedos y llegaba a un orgasmo increible, tras correrse Ana decidió bajarse del coche, tenia ganas de orinar, mientras en el coche Auxi y Noelia seguian chupandonos la polla a mi y a Pedro.





Algo nos sobresalto, a todos, fue un grito de Ana, cerca de nosotros había más coches era una zona donde las parejas iban en sus coches a follar, la sorpresa de Ana era que muy cerca de ella había un mirón, tenia unos 40 años gordo, y con el pelo rizado, con una polla enorme que tenia fuera de unos pantalones cortos, se estaba haciendo una paja mientras veía a Ana mear, Pedro tomo las riendas de la situación y dijo:





P.- No te preocupes guapa, suelen ser inofensivos, solo que les gusta mirar, verdad?





El gordo asintio con la cabeza, y Pedro empezo a subir la falda de Ana para mostrar el coño al chico, este no dejaba de mirar fijamente y pajear su enorme polla, mientras dentro del coche, Noelia, Auxi y yo mirabamos la escena excitadisimos.





Pedro dejaba que el miron se fuera acercando a ellos, luego la dio la vuelta para que tambien disfrutara de la visión de su culo, el chico se pajeaba sin parar, y Pedro apoyo las manos de Ana en el capo del coche, saco su polla, que era grande, muy gorda, con pelos blancos, y unos huevos enormes, este no reparo en lubricar a Ana que ya estaba empapada, y se la metio de golpe en el coño, esta gritaba de placer ante las embestidas de Pedro, el mirón podía ver la escena a un metro escaso.





Hacía una noche estupenda, unos 27 grados, había luna llena y por ello bastante luz en el pinar, abrí la puerta del coche e hice bajar a Noelia y a Auxi, Noelia tenia la minifalda ajustada subida tras el manoseo de Pedro y sus amigas, se la veía perfectamente su precioso y enorme culazo, Auxi iba con las tetas al aire, ya que se había quitado la camisa, el mirón devoro las tetas de Auxi y el culo de Noelia con los ojos, Pedro seguía dando duro a Ana, muy duro para tener 60 años el tio estaba en forma, entonces yo coloque a Auxi junto a Ana, y a Noelia a continuación, las tres apoyadas en el capo, con el culo en pompas y con las faldas subidas.





Pedro, mientras seguía follando a Ana empezo a manipular con sus manos los agujeros de Auxi, introducia sus dedos tanto en el culo como en el coñito de esta, que se arqueaba cada vez más,

para facilitarle la acción a Pedro, y este me dijo:





P.- Que maravilla unas tias así, que putas son, me voy a follar a la tres.





Tras decir esto, saco su enorme verga del coño de Ana, y un segundo despues la que estaba gritando de placer era Auxi, Pedro la había empalado con su enorme polla, la tiraba del pelo hacía el, sus tetas, rebotaban en el capo del coche, yo tampoco aguantaba más, Noelia había estado toda la noche con su culo en mi paquete, y era mi momento, pero antes quise premiar al mirón.





J.- Prefieres follarte a una de ellas, en vez de pajearte y mirar?





.- Puedo hacerlo?





J.- Si, dije señalando a Ana, que aún seguía en la misma postura.





El mirón coloco su polla en la entrada del coño de Ana y muy despacio, fue metiendo su enorme polla dentro de ella, Ana movía la cabeza a los lados, muerta de placer, y yo fui a por el culo de Noelia, pase mi mano por su empapado coño, y los fluidos los reparti por la entrada de su culo, ella se tenso y giro su cabeza observandome con placer, sabía perfectamente lo que iba a ocurrir pero tenia tantas ganas como yo, poco a poco mi polla fue entrando por ese magnifico culo, y ahora eran las tres las que gritaban como locas, no podia evitar mirar como las tetas de Auxi se movian con las embestidas de Pedro, ella giraba su cabeza mirandome fijamente y con deseo, se mordia el labio y cerraba los ojos a ratos, y Pedro mi dijo:





P.- Te parece si cambiamos?, solo me queda por follarmela a ella, ademas voy a hacer lo que tu, ese culo es una maravilla.





Pedro retiro su polla de Auxi, y la coloco en el culo de Noelia, al ya tenerlo dilatado no tuvo problemas en asumir esa enorme polla, mientras yo me dirigi a Auxi, ella seguia apoyada en el capo con el culo en pompas, cogí sus caderas y le dí la vuelta, su puso de pie, baje la cremallera de su falda y se quedo desnuda, la cogí en brazos por los muslos, casi a la altura de su culo y empecé a besarla, la sente sobre el coche y gimió, por lo frio que estaba el capo, busque su coño con mi polla y se la meti, ella se coloco bien para que entrara del todo, y grito de gusto, entonces empecé a comerle las tetas, mientras dada duras embestidas, sus pezones estaban erectos, con cada empujón el coche se movia, ella gemía y besaba mi cuello, me encantaba follar con Auxi, era mi favorita, esa cara de buena, desaparecía cuando enseñaba sus tetas y se ponía a follar, ella no aguanto más y empezó a gemir junto a mi oido.





Ax.- Me corrooooo, Javier, que gustoooo.





Yo al escuchar esto, no aguante más y descargue el semén de toda la noche dentro del coño de Auxi, tras un rato abrazados y sobre el capo sin movernos ni decir nada, me fije en el mirón saco la polla de Ana y la arrodillo junto al coche, empezó a pajearse hasta derramar todo su semén sobre la cara y las tetas de Ana.





Pedro tambien iba a acabar y emitio un grito enorme al igual que Noelia, que había aceptado la enorme polla de Pedro en el culo de una manera genial, ambos quedaron tumbados uno sobre el otro en el coche, el mirón guardo su polla y desapareció, Ana se limpio como pudo el semen y se metió en el coche, Pedro y Noelia colocaron sus ropas y acompañaron a Ana, ya solo quedamos Auxi y yo, si por mi hubiera sido me habría quedado follandomela asi toda la noche, pero ella estaba rendida y yo ademas tenia que tener reservas para lo que me esperaba el dia siguiente, saque mi polla de ella, callendo una gran cantidad de semén, y ella buscó su falda para vestirse.





En el camino de vuelta las, tres iban en el asiento de atras, dormidas, Pedro y yo no hablamos mucho, llegamos a nuestras casas, ellas se despidieron de nosotros y entraron derrotadas a su casa, parecia que venian de la guerra, Pedro me dio las gracias y un apreton de manos y dijo:





P.- Llamame cuando me necesites.





J.- Eso esta echo, Pedro hasta la proxima.





Y nada mas entrar en mi casa me puse a dormir. Habia que estar en forma para ese gran sabado.









CONTINUARA........

26/04/2013 Por: pechoscalientes


Usamos cookies propias y de terceros para gestionar tu visita, si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. ¡Gracias!.