Los mejores relatos eroticos clasificados por la categoria infidelidad

Buscador de Porno XXX

Relatos Eróticos / Se follan a mi esposa

Se follan a mi esposa

La historia que les voy a contar me ocurrió hace algunos meses, y aunque me perturba día a día, recordarme de ella me excita en demasía. Con mi señora nos casamos muy jóvenes, aún lo somos, ella tiene 27 años, yo 28, y siempre que hacemos el amor me encanta que ella me susurre relatos eróticos al oído, como que se lo meten en el bus o que se la chupa al vecino y mi gran sueño era verla con otro hombre, aunque luego de pensarlo un poco me moría de celos.

Pues bien hace algún tiempo me encontré con un viejo amigo el cual vive hace algunos años en Australia, conversamos y lo invité para que esa noche fuera a mi casa a conversar, nuestro hijo además se encontraba donde sus abuelos por lo que no había problema alguno, la verdad es que nunca me imaginé lo que esa noche ocurriría en mi propia casa.

Mi amigo Sergio, así se llama, llegó puntual a las 18:00 de la noche, fuimos a comprar ron y cervezas junto a mi mujer y a los otros dos invitados de esa noche, Alberto y su hermana Inés, vecinos del sector.

Luego de llegar a la casa me di cuenta que Andrea, mi mujer, estaba muy coqueta con Sergio, además esa noche mi mujer lucía más calentona que nunca, traía una faldita muy estrecha y que hacía notar su estrecho pero bien formado culito, unas tanguitas color mantequilla chiquitinas, además se había depilado por la tarde, por lo que su conchita lucía como la de una colegiala, andaba trayendo además una polerita rosada que permitía ver sus pequeños pezones, así me percaté de cómo Andrea miraba disimuladamente a Sergio sin que me yo diera cuenta, lo que no me preocupó mucho en realidad, porque yo sabía que mi mujer, a pesar de sus relatos, y lo caliente que era en la cama, siempre me había sido muy fiel.

Luego de varias copas empezamos a jugar un juego en que aquel que perdía tenía que hacer alguna penitencia a instancia de los otros. Todo iba normal, Inés tuvo que cantar cuando perdió, Sergio bailó y yo tuve que tomarme tres vasos de ron, lo que me dejó más que borracho. Lo cierto que desde ese momento en adelante no me acuerdo de mucho, pero si tengo claro que Alberto e Inés se fueron de mi casa al poco rato por lo que quedamos jugando mi amigo Sergio, yo y Andrea mi mujer, yo en realidad solo a esa altura miraba el juego…

Perdió Andrea, entonces yo, ebrio y como broma solamente le dije a mi mujer que tenía que hacernos un baile sensual a los dos, mi mujer se rió solamente, ya que también había bebido bastante, pero para mi sorpresa dijo que bueno, total, mi amigo se iría en dos días más a Australia y además era solo un baile.

En ese momento cometí el peor error de la noche, bebí una copa de ron entera, lo que me provocó tener que ir al baño rápidamente, luego me acuerdo que Sergio con mi mujer me llevaron del baño, donde quedé tirado en el suelo, me levantaron, me llevaron al sillón y me dejaron descansar, yo estaba completamente ebrio y semidormido, pero en condiciones de escuchar todo lo que conversaban Andrea y Sergio.

Luego de aproximadamente 18 minutos escuché a Sergio decirle, medio en serio medio en broma a Andrea, mi mujer, que para el próximo viaje tenía que cumplir su penitencia. A lo que mi mujer tímidamente le dijo que igual quería terminar con el juego, entonces me di cuenta que puso música y empezó a bailar, yo a ese entonces estaba más caliente que celoso, y me hice el dormido, entonces Andrea comenzó a bailar, con una luz tenue empezó a mover sus caderas, al principio no mostraba nada, pero grande fue mi sorpresa cuando comenzó a frotarse tímidamente sus pechos y metiendo sus manos por debajo de su faldita, y frente a Sergio, se sacó sus tanguitas, yo creí que era un sueño.

Como estaba bien obscuro no percataron en lo absoluto que estaba despierto, luego Andrea se acercó a Sergio que estaba sentado y frotó su culito sobre el pene de mi amigo, el que sin demora, se abrió el cierre, levantó la faldita de mi mujer y empezó a frotarlo ahora sobre la concha depilada de mi mujer, la que para mi sorpresa no oponía la menor resistencia, luego pude ver como ahora mi mujer completamente desnuda y sentada sobre Sergio, comenzó a bajar sus caderas lentamente sobre el pene de Sergio, escuchaba además como Andrea se quejaba muy despacio y como, poco a poco, Sergio desnudaba la parte superior de Andrea y le chupaba sus pechos pequeñitos.

Luego observé como se lo metió ya que me daban la espalda, él sentado y ella arriba, pude ver claramente como mi amigo penetraba a mi mujer con su gran pene, desde chico lo molestaban por el tamaño de su verga, escuché también como mi mujer casi llorando le susurraba que se lo metiera hasta el final y como luego de acabar, se agachó y le chupó el pene a Sergio hasta que este también dio un fuerte alarido, lo peor es que Andrea siguió chupándoselo por unos minutos como una perra sin señales de hastío, cuestión que me encabronó aún más.

Luego de esta escena mi mujer corrió al baño, Sergio me llevó a la cama, lógicamente que yo me seguía haciendo el dormido, y luego siguieron conversando como si nada.

Mi amigo se fue a dormir en el sillón y mi mujer se acostó a mi lado en nuestro dormitorio, yo estaba más caliente que nunca y con mi ebriedad no asimilaba la realidad, luego de acostarse Andrea y de dormirnos por un rato, desperté sobresaltado, ya un poco más lúcido pero borracho todavía, me di cuenta que Andrea no estaba, entonces silenciosamente fui al living de la casa, me agaché y pude ver claramente como, mi gran amigo, nuevamente penetraba a Andrea, esta vez por su estrecho culito, y como esta se quejaba silenciosamente, lo peor es que estuvieron como 20 minutos y Andrea, imaginando que yo dormía profundamente, lloraba de placer.

Al otro día todo fue normal le pregunté a Andrea que había sucedido, ella me contestó que luego que me fueron a recostar Sergio se había ido a casa de sus tíos. Desde ese día cada vez que estoy caliente, me recuerdo de cómo se lo metieron a mi mujer y con sentimientos encontrados espero que mi amigo vuelva pronto.

02/04/2010 Por: Nikita


Usamos cookies propias y de terceros para gestionar tu visita, si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. ¡Gracias!.