Los mejores relatos eroticos clasificados por la categoria confesiones

Buscador de Porno XXX

Relatos Eróticos / El paciente de polla grande

El paciente de polla grande

El paciente que mas recuerdo, era un hombre mayor de 60 años, muy atractivo y caballeroso, era alto, de cuerpo muy atlético, canoso, se veía que era de buen nivel social. La señora era abogada y vivían solos, así que ella me contrató para cuidarlo en el día. Lo habían operado de una peritonitis y tenia herida grande en el estomago que le impedía moverse, yo tenia que hacerle las comidas y el aseo personal. En las tardes venia una enfermera a las curaciones.

Los dos primeros días solo le hice aseo en la cara y el pecho, y lo ayude a afeitarse, él me conversaba de distintas cosas y era muy respetuoso. El tercer día le dije que si quería le hacia un aseo en el resto del cuerpo, yo note que se extraño y dudo un poco, le expliqué que no se preocupara que siempre lo hacia con mis pacientes, entonces me dijo que bueno. Así que fui a buscar mas agua tibia, y le corrí la ropa de cama hacia atrás, estaba con un pijama de media pierna, así que se los saque con cuidado para no moverlo mucho y ahí casi me desmayé!, tenia un pene muy grande y grueso, y aunque lo tenia lacio se veía impresionante, sus vellos eran medios rubios y su miembro se veía rosadito y muy limpio. Comencé a hacerle aseo desde los pies hacia arriba, aunque mi vista se me iba sola a su pene!!, él me seguía conversando de cualquier cosa como si nada, y yo me sentía un poco nerviosa. Hasta que llegue a su miembro, me demore harto rato en su alrededor hasta que se lo tome muy suave con dos dedos para levantarlo y pasarle la esponja por sus testículos que también eran grandes, él como si nada, entonces yo tome mas confianza y le pase la esponja por el pene suavemente y le eché el prepucio para atrás y le limpie suavemente su glande, pero él ni se movió, el glande era muy rosado y grande. Todo esto me excito mucho pero él no hizo ningún comentario ni nada. Después le cambie pijama y termine, él me dio las gracia y me pidió disculpas por la molestia!!

Bueno a los dos días lo hice de nuevo, y fue igual, aunque ahora se lo tome mas decidida y le pase la esponja por todo el pene y los testículos, con mucha calma y suavidad, esta vez yo estaba bien excitada por que me había pasado películas con ese pene tan grande. Pero tampoco él hizo comentarios ni paso nada.

Como tres días después ya le habían sacado los puntos y solo tenia un parche delgado en el estomago, tenia buen animo y a mi me quedaban unos dos o tres días mas para atenderlo. Como lo vi bien, le pregunte si le hacia el aseo total o no, él me dijo que sí porque aun tenia miedo moverse mucho. Así que le hice aseo arriba y después le saque el pijama y comencé desde los pies como siempre, su pene estaba lacio, pero cuando le frotaba los muslos me di cuenta que su miembro estaba un poco mas erecto, no parado pero si mas estirado y como hinchadito, eso me calentó mucho, creo que hasta me puse colorada y sentí que me mojaba!!, así que cuando llegue al pene lo tome y comencé a pasarle la esponja lo mas suave posible y por todas sus partes, apenas lo tome note que estaba un poco durito, y a medida que le pasaba la esponja me di cuenta se iba endureciendo y agrandando más, yo ya no me aguantaba de excitada que estaba. Llego un momento en que el miembro estaba casi completamente erecto y duro, y se veía muy grande e imponente, era como los que había visto en película pornográficas!, yo ya estaba pensando que apenas terminara me iba a ir al baño a masturbarme. Él había estado callado todo el rato, y cuando ya el miembro esta erecto totalmente me dijo, disculpe la erección, si quiere lo dejamos hasta aquí no mas…, no, le dije yo, no se preocupe no estoy viendo nada que no haya visto antes, lo dije medio en broma para que no se sintiera mal. Entonces él me explico, muy serio, que era porque desde que lo operaron, hacia como 18 días que no había tenido relaciones…, sí, le dije, entiendo, no se preocupe, entonces me dijo como bromeando que quizás cuantos días mas iba a estar así porque el medico le había dicho que no moviera o hiciera fuerzas con el abdomen, Yo que estaba caliente a mas no poder, no se como le dije, mire si quiere lo masturbo… para que descanse… El me miro como pensando, y yo me quería morir!!, y me dijo, de veras lo haría?, sí!, le dije al tiro, se como se hace…, si de veras no es problema se lo agradecería, me dijo, no, si no es problema, le respondí, somos adultos…

Así que se lo tome con mi mano derecha sin apretarlo mucho y comencé a masturbarlo, mientras con la otra mano le acariciaba los testículos, él cerró los ojos y se quejaba suavecito. Yo me sentía toda mojada y a medida de que mi mano subía y bajaba por su miembro, sintiendo su suave piel deslizándose sobre el tallo endurecido, me iban dando más y más ganas de chupárselo. Su pene estaba cada vez mas duro y grueso y grande, el glande casi amoratado, y muy brillante, cuando note que sus quejidos eran mas fuertes, comencé a masturbarlo mas rápido y apretando y soltando su pene, bueno, al poquito rato él eyaculó dando un par de gritos muy calientes y largos, boto mucho semen y me dejo la mano toda mojada, yo estaba tan caliente con la situación que creo que sentí un orgasmo junto con él. Listo, le dije, ve que así queda mas tranquilo, sí, me dijo, gracias, lo necesitaba, me gustó mucho como lo hizo!

Yo me fui al baño a lavarme y… bueno, me tuve que masturbar porque ya no aguantaba la calentura!!

Al otro día, era sábado y estaba su esposa en la casa así que ni mencionamos todo esto, y el domingo la señora me dijo que ya él estaba bien, y que no era necesario que volviera. Pensé que él me llamaría a lo mejor por teléfono, pero nunca mas supe de él.

Ha sido la verga más grande, bonita y deliciosa que he visto!!, quede con unas ganas locas de mamarla!, y hasta el día de hoy no sé porque no lo hice..., y cada vez que la recuerdo me arrepiento!

27/08/2009 Por: adris


Usamos cookies propias y de terceros para gestionar tu visita, si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. ¡Gracias!.