Los mejores relatos eroticos clasificados por la categoria amor filial

Buscador de Porno XXX

Relatos Eróticos / Una madre muy golosa

Una madre muy golosa

"Ella 48 años, rubia, alta cuerpo escultural y muy viciosa y él joven de 22 años. Buscan caballero superdotado para trío. Garantizamos morbo en gran escala por nuestra relación... especial. Se ruega foto expresiva y forma de contacto. Solo se contestará a entendidos"

Este anuncio lo pusimos mamá y yo en una revista especializada hace unas semanas. Como da a entender la pareja somos madre e hijo y nos venimos acostando desde hace un tiempo. Ocurrió a partir del momento que mi padre se largó de casa para irse a vivir con su querida.

Todo empezó un día, después de una de las habituales peleas de mis padres. Lo de siempre un empujón una par de hostias y papá que da el portazo con lo puesto. Y como siempre mamá llorando que se echa a desahogarse en la cama... yo me acerco a consolarla ella que me abraza... yo que la mimo... un besito en la cara otro en la oreja, ella que se excita...jadea...nos besamos en los labios....lengüeteo... le abro la bata, la dejo en bragas y sujetador ... me desnudo y le meto 20 cm de polla que la convierten en unos minutos en mi concubina ordeno y mando, a tal punto que en unos pocos meses la había enviciado de tal manera que pusimos el anuncio arriba redactado.

Las contestaciones al mismo fueron abundantes y de muy diverso pelaje, ya sabemos el vicio que hay por ahí suelto. Rechazamos de entrada los muy maduros y los escasos de herramientas poderosas para mamá.

Que había cogido el vicio con mucho retraso y por tanto con mucho apetito. También descartamos algunos que no habían hilado lo del incesto. Y al final seleccioné el siguiente: " Me llamo Arturo y tengo 35 años, estoy separado y la foto que os mando me la hizo mi última amante. La polla flácida era como dos latas de coca cola pegadas, he mantenido infinidad de relaciones sexuales, tríos, orgías heteros y homos, pero me falta participar en una relación incestuosa como la vuestra. No os defraudaré, ya que voy a follaros a los dos con gran placer. Os garantizo discreción y limpieza, y además ofrezco toda la abundancia que se ve en la foto".

Me puse en contacto con Arturo, que así se llamaba, y charlamos sobre el contacto, quedándonos los dos prendados y excitados; me dijo sin tapujos las ganas que tenia de follar a mamá, y a continuación se ofreció a enseñarme sus credenciales físicas y me invitó a su apartamento.

Allí después de tomar un whisky, fuimos a la cama y nos desnudamos, besándonos apasionadamente, generado por el morbo, me puso su polla en la mano, era descomunal, si era más larga que la mía, por su grosor era inmensa...me invitó a besársela y fue un brutal 69...yo no podía metérmela en la boca y le dije que a mamá le iba gustar mucho, ya que yo la había enviciado y preparado para degustar tal polla.

Desde allí llamamos a mamá y le dije que se preparara, que iba para casa con Arturo. Le dije que se bañara y que solo se pusiera unas braguitas y sujetador blanco, porque así le gustaba a nuestro invitado. Llegamos y mamá nos recibió de esa manera, le dije que primero desnudase a Arturo y le hiciese los honores como yo le había enseñado...mientras yo me sentaba en un sillón con vistas a la alcoba nuestra, donde en el centro estaba la cama...después de unos morreos impresionantes mientras le desnudaba...

Arturo se dejaba hacer, cuando le quitó el slip la polla saltó enorme y mamá la agarró con las manos y gozosa y caliente la empezó a besar por todas partes sin poder abarcarla, lamió y chupó, capullo y huevos y le tumbó en la cama, y después de lamerle por todo el cuerpo con una disposición especial en el culo, empezó a meterse la polla en el chocho, chorreante de flujos vaginales, muy despacio acompañándose de suspiros y alaridos ...Arturo había dejado de ver y entrado en éxtasis, yo sentado en el sillón me sobaba la polla con deleite.

En el clímax de la excitación Arturo dio la vuelta y se puso encima de mamá, sacando su poderosa polla se la volvió a meter hasta el fondo, haciéndola gritar de placer.

- Más... más... rómpeme, oooooooh, que polla...ah... ah.

De nuevo Arturo la cambió de posición, poniéndola boca abajo y le dijo, mi reina te voy a dar por el culo, que me ha dicho tu hijo que te gusta mucho...si mi amor...dámela toda por atrás.... y echándole saliva al agujero y metiéndosela con el dedo, Arturo se la fue metiendo poco a poco... entre gemidos y lloros de placer de mamá, ooooooohh....me muero metémela más...hasta los cojones: y aquella polla enorme iba entrando como un supositorio gigante, abriendo y separando el hermoso culo de mamá.

Ya en el clímax final y entre alaridos de ambos, Arturo sacó su verga y frotándosela con ambas manos regó de semen toda la espalda y el pelo de mamá, como un surtidor enorme, cuando yo aproveché ese instante y le metí mi polla en la boca de mamá, corriéndome al instante y llenándole la cara y pelo igualmente de semen, que ella recogiéndoselo en las manos se fue tragando con gran placer... quedando ambos en la cama sin aliento unos minutos, uno encima del otro. Después se sentaron conmigo en el sofá y tras unos minutos de charla y unos whiskys, pensamos en el siguiente polvo, que ocurrió de esta manera...

Arturo cogiendo de la mano a mamá, se la llevó de nuevo hasta la habitación y besándola con pasión le dijo enséñame el sitio donde tienes tu ropa interior cielo, mamá abrió el armario y le enseñó un cajón donde tenia toda la lencería, muy abundante porque que a mí me gustaba que me recibiera todos los días con un conjunto diferente y tenia cientos de braguitas y sujetadores y Arturo echando varias encima la cama le dijo que se las fuera probando, cuando llevaba puesto el tercer conjunto, y la excitación de Arturo y mía no aguantaba más, un tanga morado que solo le cubría la mínima expresión de su chocho saliéndole todos pelos por alrededor y un sujetador que dejaba al descubierto su tetas, (sus medidas son 180 -80- 180)

Arturo se abalanzó sobre ella le arrancó el sujetador y tumbándola en la cama se puso a chupar sus tetas poniéndole los pezones súper erectos y gordos y bajando por el ombligo llegó al tanga se lo sacó y limpiándose la polla con él, por le goteaba líquido preseminal, empezó a chupar al coño metiéndole la lengua dentro, hasta el fondo, como una polla, el clítoris se le había puesto a mamá como yo no se lo había visto antes, como un pequeño pene que Arturo chupaba y ensalivaba, y los gemidos se empezaron a oír por la habitación con ruegos de mamá ...fóllame méteme esa polla aahhh, más...me matas...

Arturo le restregaba la polla por los muslos, alrededor del coño y besaba a mamá metiéndole la lengua como una fregona que le limpiaba toda al boca de babas que iban cayendo por su cara, a continuación Arturo dijo, ahora me la vas chupar reina de la casa, para que tu hijo te vea disfrutar como nunca, cacho puta, así lo hizo, se dio la vuelta y según le metía la lengua en el chocho le puso la polla en la boca, que ella empezó a besar y a lamer alrededor del capullo engullendo poco a poco el súper rabo de Arturo que tenia no menos de 25 cm y el grosor de un brazo, ella se tenia que echar la cabeza para atrás para que entrara la mitad de la polla hasta la garganta haciéndola ronronear y producirle pequeños ahogos, él a su vez entre jadeos le empezó a meter la lengua en el culo, cosa que le gustaba mucho a mamá, que empezaba a disfrutar de uno de sus multiorgamos, moviendo la pelvis incontroladamente y pidiendo más.

Más... le decía métemela Aaaaaahhhhh... no puedo más me corro, en ese momento, Arturo se quitó de encima y dirigiéndose a mi, me dice dale polla a tu madre, yo con una gran excitación se la metí de un golpe, estaba tan lubricada que le chorreaba líquidos por las piernas como ríos....te gusta mamá, tomá.

Uno dos tres golpes de polla y me corrí...ella entre alaridos pedía ...más quiero más ...decía entre sollozos de placer, entonces se puso Arturo encima y le empezó a meter la tranca primero hasta la mitad y después entera, estaba tan dilatada que le habría cabido una polla más grande, pero aquella ya era suficiente, y cuando estaba a punto de correrse le dijo te voy a dar un biberón que no olvidaras nuca mi putita incestuosa, y sacándosela del chocho y apuntando hacia su boca me dijo abre la boca de mamá que va chupar la lechecita que nos gusta tanto y a ella en particular.

Sujetando su barbilla con una mano y orientando la polla con la otra dirigí el chorro de semen más grande que he visto yo hacia la boca de mamá, a la cual le era imposible digerirlo todo por lo que le rebosaba por las mejillas, mientras seguía teniendo movimientos espasmódicos por todo el cuerpo, inducidos por los orgasmos que se le sucedían unos tras otro, y así se quedó relajada en la cama y tragando y degustando el semen mientras Arturo y yo la mirábamos a ambos lados con las pollas en la mano.

20/10/2008 Por: Nikita


Usamos cookies propias y de terceros para gestionar tu visita, si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. ¡Gracias!.