Los mejores relatos eroticos clasificados por la categoria amor filial

Buscador de Porno XXX


Relatos Eróticos / Adicta a las pollas

Adicta a las pollas

Hola les voy a contar lo más reciente que me ocurrió con mi prima Sandra. Estaba de visita en mi casa Sandra ya que íbamos a asistir a un baile que se celebraría cerca de mi casa, nos estábamos alistando para ir al baile y la observé con unos jeans muy ajustados con los cuales se le veía un culo exquisito y un top que marcaba sus deliciosos senos, que no eran muy grandes pero si muy deliciosos, desde ese momento yo estaba ya muy caliente y no perdía oportunidad de observarla cada vez que podía, ya llegando al baile donde había mucha gente entramos entre empujones todos mis primos y yo.

Sandra se quedó muy cerca de mi, y cada vez que nos empujaban ella me repegaba su delicioso culo contra mi verga, seguimos avanzando hasta llegar casi donde estaban los grupos tocando, ya estando ahí Sandra seguía arrimándome su culo y yo cada vez que tenia oportunidad con una de mis manos se lo acariciaba, y de vez en cuando la tocaba por la parte de enfrente, la cual yo sentía muy caliente, esto era cuando mis primos y hermanos no nos veían, ella por su parte cada vez que podía me acariciaba la verga con una de sus manos y me decía al oído que ya la extrañaba, yo le dije que lucía muy hermosa con esa ropa y que ya me tenía bien caliente, y así seguimos toda la noche hasta que salimos del baile como a las 5:00 am y llegamos a mi casa como a las 6, dormimos hasta la 1:00 pm y mis primos estaban arreglando sus cosas para regresar a su casa, yo le pregunté a Sandra si no quería acompañarme a una fiesta con mis amigos el fin de semana siguiente y ella dijo que lo consultaría con su mamá.

El miércoles antes de la fiesta ella me llamó para preguntar a que hora regresaríamos de la fiesta yo le dije que hasta el otro día y me dijo que después me llamaba para darme una respuesta, al día siguiente llamó de nuevo y dijo que sí, le habían dado permiso, que llegaría a mi casa el sábado por la mañana, por fin llegó el día de la fiesta y mi prima llegó en la mañana como lo había prometido.

Ya por la tarde de ese mismo día salimos rumbo a la casa de uno de mis amigos donde iba a ser la fiesta, ella vestía de forma espectacular aún cuando le dije que era una fiesta informal, llevaba puesto un pantalón de vestir en un color café claro y muy ajustado el cual hacia resaltar su delicioso trasero y llevaba una tanguita que apenas se distinguía también llevaba una blusa muy ajustada y sin sostén por lo que sus senos se notaban perfectamente, yo ya iba muy caliente por la forma en que ella vestía, íbamos en el carro de mi hermano y le dije que lucía hermosa, que iba a ser la envidia de mis amigos al llevar una mujer como ella, y que la iba a presentar como mi amiga ya que si decía que era mi prima no podía disfrutar esa noche con ella.

Llegamos a la fiesta y estuvimos bailando y bebiendo un poco, yo la trataba como si fuera una amiga. No podía contener mi calentura, y la besé, ella correspondió a mi beso y noté que mi prima estaba recaliente, subimos tomados de la cintura, besándonos, hacia uno de los cuartos de la planta alta, entramos al cuarto, me senté en la cama y ella se acercó a mi, entonces le quité la blusa a través de la cual se veía que ya estaba muy excitada ya que tenia sus pezones bien parados, comencé a comerme sus tetas por un buen rato y ella daba pequeños gemidos de placer, entonces le di la vuelta y le abrí su pantalón, se lo quité para poder ver ese culo delicioso que en medio de sus nalgas tenia una diminuta tanga, la cual aparté para poder saborear su cuevita de la cual salían sus jugos los cuales tragué gustoso.

Entonces nos acomodamos para formar un 69 en el cual ella se tragaba nuevamente mi verga y yo disfrutaba de su rajita y su culito, después de un rato la acosté en la cama y me acerqué a ella tomé sus piernas y las alcé, las coloqué sobre mis hombros y fue entonces cuando le dejé ir toda mi verga de un solo golpe hasta el fondo de su rajita, yo bombeaba con un ritmo semilento ya que estaba disfrutando mucho al estarla penetrando desde esa posición, no era el único que disfrutaba ya que también ella daba fuertes gemidos de placer y decía: así asiiiiiiiiiiii dame hasta el fondo dale hasta el fondo a la puta de tu prima, si asíiiiiiiiiiiiiiiii dale a tu putita, dale esa verga que tanto le gusta, así estuvimos un largo rato hasta que dejó de hablar ya que no tenía fuerzas después de una larga corrida que había tenido, yo como todavía no me corría tomé mi verga y la metí en su boca para que me la mamara, aún no sabia si solo había tenido sexo conmigo, pero ya mamaba como si tuviera años haciéndolo, mamó hasta que me corrí en su boca una larga corrida, la cual tragó por completo.

Entonces me recosté a su lado y comencé a besarla apasionadamente, también chupaba sus senos mientras ella me decía que cada vez que tuviéramos oportunidad podíamos repetirlo, que le excitaba ser mi amante y correr el riesgo de que nos descubrieran, mientras tanto yo ya estaba con mi verga totalmente tiesa y la coloqué de a perrito frente a un espejo que había en la habitación, y le metí mi verga hasta el fondo de su conchita mientras lograba lubricar su culito, que a pesar de todas las veces que le había metido la verga por el, seguía apretadito como si aún fuera virgen, ya que estaba bien lubricado le saqué la verga de su conchita y la coloqué en la entrada de su culo, le metí primero solo la cabeza para que se fuera acostumbrando y después poco a poco le iba metiendo el resto.

Sandra desesperada replicaba: hasta el fondo hasta el fondo, mientras introducía sus dedos en su conchita, bombeaba cada vez más rápido y fuerte y ella se miraba en el espejo, y me preguntaba:¿ te gusta el culo de tu primita te gusta?... por que es todo tuyo así que destrózale el culo a tu perrita que tanto le gusta la verga.

Así estuvimos hasta que nos corrimos casi juntos, entonces nos tendimos en la cama y nos besamos y abrazamos, estaba muy cansada así que decidí darme una ducha, pero ya casi al salir entró Sandra y a ducharse conmigo, y no solo eso sino que comenzó a hacerme una paja mientras yo untaba un poco de shampoo en su culo, entonces la recargué contra la pared y le metí toda mi verga de una sola embestida hasta el fondo, comencé el mete y saca hasta que nos corrimos, le saqué la verga y contemplé ese tremendo agujero que le había dejado, entonces me llevó a la cama, todavía estábamos mojados.

Me tiró en la cama diciéndome que me iba a cabalgar, entonces me chupó la verga hasta dejarla de nuevo tiesa, se puso de rodillas en la cama y poco a poco fue bajando hasta meterse mi verga hasta el fondo, y las 18 de la mañana por lo que cuando llegamos a mi casa nos preguntaron que ya era muy tarde, a lo que respondí que la fiesta había estado muy buena y que había terminado tarde.

Y acordé con Sandra vernos en otra ocasión para repetirlo y solo contestó tu putita está para cuando tú quieras.

15/08/2008 Por: Nikita


Usamos cookies propias y de terceros para gestionar tu visita, si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. ¡Gracias!.